string(57) "nada-nuevo-exagera-trump-cifras-en-mitin-20190211-1476842"
El Paso

Nada nuevo: exagera Trump cifras en mitin

Magnifica asistencia al Coliseo y minimiza marcha de O’Rourke

Mar Aveytia / El Diario de El Paso
martes, 12 febrero 2019 | 06:00

Durante su discurso de campaña en el Coliseo de El Paso, que duró alrededor de una hora y media, el presidente Donald Trump promovió su agenda migratoria, urgiendo a terminar el muro fronterizo.

También aprovechó la ocasión para burlarse del paseño Beto O’Rourke, quien sostuvo un mitin a una cuadra del Coliseo, asegurando que había reunido sólo a 15 personas. El ex congresista sustuvo una marcha a la que acudieron miles en un campo de beisbol enfrente del rally de Trump.

Esta no fue la única exageración de Trump, quien insistió que adentro del Coliseo había 10 mil personas reunidas. Cifras del Departamento de Bomberos señalaron que hubo sólo 6 mil 500.

En punto de las 7:20 pm y después de que los senadores texanos John Cornyn y Ted Cruz, y su hijo Donald Trump Jr. energizaran a los presentes, Trump inició su discurso hablando sobre la forma en que sus políticas han logrado que el país robustezca su economía.

El presidente abrió su discurso diciendo que estaba contento de estar en esta ciudad que yace junto al Río Grande, donde precisamente se dio inicio a la construcción de un “gran muro” en el Valle de Texas.

El primer mandatario continuó diciendo que “en mi administración estamos luchando por todos los americanos, todas las etnias, edades, religiones, color, y credo porque estamos haciendo que Estados Unidos sea primero”, declaró.

Agregó que sí cree en la inmigración pero legal y que debe de ser permitida la entrada a personas que “ayuden a engrandecer a este país y robustecer su economía”.

Ante los gritos de los asistentes, quienes a una sola voz gritaban “USA”, Trump les reiteró que su agenda no es una agenda partidista “porque nosotros sí sabemos a dónde queremos llevar a este país”, dijo.

El presidente hizo también alusión a un supuesto acuerdo tentativo al que se llegó ayer en la capital del país y que pudiera proporcionar mil 375 millones de dólares para construir 55 millas (90 kilómetros) de muro fronterizo, muy por debajo de los 5.7 mil millones que Trump solicitaba para continuar con la construcción de 200 millas (320 kilómetros) a lo largo de la frontera con México.

“Quiero decirles que me dijeron que llegaron a un acuerdo tentativo, pero yo preferí venir a Texas y estar con ustedes aquí en El Paso”, expresó. “Precisamente hoy iniciamos con la construcción del muro en el Valle de Texas que nos ayudará a tener comunidades más seguras”.

En este contexto Trump siguió con su retórica aduciendo que la continuación de un muro fronterizo “ayudará a detener la migración ilegal, el tráfico de personas, delitos y a terminar con el cruce masivo de drogas que afectan a todas las comunidades”.

Explicó que “los traficantes no utilizan nuestros puertos de entrada donde alguien revisa el asiento trasero, lo hacen por lugares donde no hay vigilancia y eso va a terminar”, declaró enfáticamente.

Los asistentes de nueva cuenta alzaron sus pancartas y solicitaron al presidente que construyera el muro, a lo que él los corrigió diciendo que “ahora deben decir: debemos terminar el muro”.

Durante su discurso en varias ocasiones resaltó el trabajo de los integrantes de las fuerzas del orden, incluyendo a los oficiales de la Patrulla Fronteriza y de ICE a quienes se refirió como héroes.

“Ellos han sacado de nuestras comunidades y puesto en prisión a miles de delincuentes que amenazan a nuestras familias”, dijo. 

A su vez hizo un recuento en estadísticas de detenciones. “Escuchen bien, dichos agentes han logrado 266 mil arrestos de inmigrantes ilegales, de los cuales 100 mil cometieron asaltos, 40 mil robos, 30 mil delitos sexuales, 25 asaltos, 12 mil robos de autos, 11 mil robos varios, y 4 mil homicidios.

“Si recortamos el ICE estaríamos dejando a personas peligrosas que vaguen libremente en nuestras comunidades. Quiero dejarles claro que nunca apoyaré leyes que permitan la liberación masiva de criminales en nuestro país y nunca aboliré o trataré mal a nuestros oficiales en la frontera”, añadió.

Asimismo, Trump dijo que con orgullo recibe a los inmigrantes que vienen al país de forma legal, apoyando los valores de los americanos y que quieren reforzar la sociedad.

“Los Estados Unidos es donde está la acción, tan simple como eso. Es por eso que nuestras empresas están regresando a nuestro país”, añadió. 

En relación al fortalecimiento de la economía manifestó que en esta administración ha logrado imponer récords por la baja tasa de desempleo entre los afroamericanos y los hispanos.

También prometió que continuará con su lucha para hacer los medicamentos más accesibles para las personas que lo necesiten y dijo que es la primera vez en 46 años que esto se ha logrado. Prometió además la erradicación del Sida y combatir de frente el cáncer infantil. 

Trump recordó a los presentes que una de sus estrategias básicas es el apego a los valores norteamericanos. Que seguirá apoyando la libertad de expresión, la portación de armas y la migración legal.

En un momento de su discurso y para validar su retórica sobre la necesidad de construir un muro fronterizo, el primer mandatario de nueva cuenta apeló a la aprobación pública y dijo que “los muros salvan vidas” y dio como ejemplo la situación de violencia que existe en la vecina ciudad.

El presidente dijo que en donde se encontraba era una de las ciudades más seguras y a sólo unos metros de una de las ciudades más peligrosas del mundo.

“Donde yo me encuentro es una de las ciudades más seguras, pero el año pasado Ciudad Juárez, al cruzar la frontera, tuvo mil 200 homicidios mientras que El Paso sólo 23”, declaró.

Pidió a los asistentes que apoyen su propuesta porque lo único que le interesa es que el país sea seguro. “La seguridad es un derecho de cada uno de los americanos que nacieron en este país, y por eso debemos continuar con el muro”.

Para cerrar, el presidente dijo que una valla a lo largo de la frontera no es inmoral, pero el tráfico humano sí. 

Entre los presentes en el rally se encontraban el gobernador de Texas, Gregg Abbot; el vicegobernador, Dan Patrick; el fiscal general, Greg Paxton, y el comisionado de Agricultura, Sid Miller, al igual que varios de sus contribuidores financieros de campaña.

Armando Moncada, una de las personas que acudió al rally, salió del recinto complacido por la propuesta de Trump.

“Todo lo que dijo me pareció muy bien porque se necesita más protección y que ya no crucen más inmigrantes, mientras vengan legalmente está bien. El muro se necesita para parar crímenes”, declaró.