Mueren dos indocumentados tras volcadura en Nuevo México

El chofer fue detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza cuando intentaba darse a la fuga

Mar Aveytia/El Diario de El Paso
domingo, 07 abril 2019 | 17:16

El Paso.- Agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector de El Paso respondieron a un informe de un presunto incidente de contrabando de indocumentados ayer por la noche, alrededor de las 8 cerca de la milla 131 en la autopista 9 en Nuevo México, informaron las autoridades.

Durante la investigación los agentes encontraron una minivan gris identificada por el reporte inicial y al marcarle el alto el conductor se dio a la fuga, informaron en un comunicado las autoridades federales. 

Al no detenerse, el conductor del vehículo siguió su marcha por lo que los agentes de la Patrulla Fronteriza “desplegaron un dispositivo de desinflado de neumáticos controlado en la Carretera 9 en el marcador de la milla 142”, informó el portavoz de CBP, Roger Mier.

Explicó además que el vehículo se desvió del dispositivo, se volcó y dos personas fueron expulsadas. 

“Los agentes proporcionaron inmediatamente atención de emergencia y se comunicaron con los servicios médicos de emergencia y con la Policía del Estado de Nuevo México”, menciona Mier en el comunicado. 

El médico forense de Doña Ana dictaminó que las dos personas que fueron arrojadas del vehículo habían fallecido. Hasta este momento no se ha dado a conocer su identidad, ni tampoco su país de origen.

De las 11 personas que se encontraban en el vehículo, EMS transportó a cinco con lesiones que no amenazaban su vida a un hospital cercano. 

Los agentes identificaron al conductor como un hombre de 27 años de edad y ciudadano de los Estados Unidos.  Las identidades de los fallecidos serán retenidas en espera de notificación a los miembros de la familia. 

El Sector El Paso también notificó a la unidad especial de Investigaciones de Seguridad Nacional y a la Oficina de Responsabilidad Profesional de CBP.

Los técnicos médicos de emergencia de la Patrulla Fronteriza y un equipo médico de la Guardia Costera de los Estados Unidos asignados a la Estación Santa Teresa también respondieron a este incidente.