Muere otro niño guatemalteco en El Paso; tenía 2 años

Cruzó desde Juárez el 6 de abril; padeció neumonía más de un mes

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso
jueves, 16 mayo 2019 | 06:00
Cortesía

Ya suman cuatro decesos de menores migrantes guatemaltecos –que han cruzado por el Sector El Paso de la Patrulla Fronteriza– a partir de diciembre, en lo que representa uno de los giros más complejos de la crisis humanitaria en esta región.

El Consulado General de Guatemala en Del Río, Texas, con circunscripción en El Paso, confirmó esta tarde la muerte de un niño guatemalteco de tan solo dos años de edad.

Tekandi Paniagua Flores, cónsul general de Guatemala en Del Río, dijo que autoridades estadounidenses le confirmaron el deceso del menor la tarde del miércoles.

“Fui notificado por la Oficina del Médico Examinador de El Paso de la muerte de un niño de dos años y medio”, expresó Paniagua Flores en un video.

El menor ingresó a los Estados Unidos el pasado 6 de abril por la frontera entre Ciudad Juárez y El Paso, según señaló. 

El diplomático expresó que el menor presentó un cuadro de neumonía, por lo que se le brindó atención médica desde su ingreso al país, sin embargo, la causa de la muerte aún está pendiente.

De acuerdo con Paniagua Flores, la madre del menor continúa en El Paso en espera de su proceso migratorio.

La identidad de ambos no será revelada hasta que las autoridades norteamericanas den a conocer la información, precisó el cónsul.

Se trata del cuarto caso de muerte de menores migrantes en la frontera entre México y los Estados Unidos.

El martes 2 de mayo falleció en un hospital del sur de Texas un menor guatemalteco de 16 años que cruzó la frontera por El Paso en abril. Juan de León viajó solo y atravesó la frontera por El Paso en busca de reunirse con su hermana mayor.

Su muerte, a consecuencia de una inflamación cerebral, se produjo meses después de los decesos de otros niños migrantes bajo custodia del Gobierno federal: Jakelin Caal Maquin y Felipe Gómez Alonzo, ambos de siete años, quienes perdieron la vida tras ser detenidos por la Patrulla Fronteriza. Jakelin murió en El Paso y Felipe en Alamogordo, Nuevo México.