Ganará Wilson $73 mil más que Diana Natalicio

Revelan contrato de futura presidenta de UTEP por $500 mil dólares anuales

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso
miércoles, 22 mayo 2019 | 06:00
Washington Post

La futura presidenta de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), Heather Wilson, tendrá ingresos mayores a su antecesora, de acuerdo con el contrato cuya aprobación está programada –como trámite protocolario– por el Sistema de la Universidad de Texas (UT).

La Junta de Regentes del Sistema UT –que incluye al empresario y filántropo paseño Paul L. Foster– tiene en su agenda de este jueves la validación del contrato de Wilson por la cantidad de 500 mil dólares al año, según señaló la vocera Kate Atler.

En comparación con Diana Natalicio, la actual dirigente de UTEP con más de 30 años en el cargo, Wilson ganará alrededor de 73 mil dólares más.

Según datos del Texas Tribune, la doctora Natalicio gana $426 mil 755 dólares anuales parte de su salario por contribuir como presidenta de UTEP. Su patrimonio neto se estima en más de un millón de dólares.

Wilson, quien se desempeña hasta el 31 de mayo como secretaria de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, obtendrá además del salario una serie de beneficios, como vivienda gratuita durante su estancia al frente de UTEP.

El contrato también dice que cuando termine su presidencia tendrá derecho a desempeñarse como profesora de Negocios y Administración con una tarifa inicial de 250 mil dólares al año.

El documento ­–que ya ha sido pactado por la próxima presidenta y el canciller de UT, Steven W. Leslie–, exige a Wilson su residencia en la Casa Hoover, una mansión situada en la calle Cincinnati, del histórico vecindario Kern Place, esto sin responsabilidad fiscal.

Obtendrá también beneficios estatales como seguro médico, seguro de vida, pensión de retiro, vacaciones pagadas, seguro Premium, entre otros, mencionados en el contrato,.

“Mobiliario y servicios necesarios para la Casa Hoover serán proporcionados, tales como cable, Internet y teléfono”, detalla.

El documento de tres páginas también dice que Wilson puede además ser considerada para incrementos de salario anuales de acuerdo con su desempeño.

En contraste, debido a su destacada labor al frente de UTEP –que es una de las principales universidades públicas que sirve a una población estudiantil hispana en un 80 por ciento–, Natalicio se ha cotizado entre las personas más influyentes del país, principalmente en el ramo educativo.

Natalicio, nacida el 25 de agosto de 1939, figuró en la lista de las 100 personas más influyentes de la revista Time en el 2016. Además de contar con varias distinciones, reconocimientos y otros galardones, ha marcado una pauta importante en la educación fronteriza.

Wilson fue congresista de los Estados Unidos. Representó a Nuevo México de 1998 a 2009. Además fue nombrada secretaria de la Fuerza Aérea en 2017 por el presidente Donald Trump.

A principios de abril los integrantes de la Junta de Regentes del Sistema de la Universidad de Texas votaron de forma unánime para designar a Wilson para el puesto.

La votación fue llevada a cabo vía teleconferencia, 25 días después de que se reveló que Wilson fue designada como única finalista.

A pesar de lo minucioso del contrato, no se detalla un plazo fijo para la presidencia de la sucesora de Natalicio.

Wilson iniciará el próximo 15 agosto como presidenta de UTEP. Para sustituirla en el cargo de secretaria de la Fuerza Aérea, el presidente Trump ha nombrado a la embajadora Barbara Barrett, ex directora ejecutiva de la Corporación Aeroespacial, una organización no lucrativa. [email protected]