Exsoldado es declarado culpable de asesinar a su compañero

Tras dos días y medio de testimonios y evidencias, la fiscalía pudo convencer a los jurados que Cabral disparó a sangre fría a McGuire

Karla Valdez/El Diario de El Paso
jueves, 04 abril 2019 | 17:08
El Diario de Juárez

El Paso.- Pensativo y con la cabeza en la mesa, así estaba el ex soldado Joe Cabral momentos antes de ser declarado culpable por un jurado paseño por el homicidio del también militar Zachary McGuire en febrero de 2018. 

Al jurado conformado por seis hombres y seis mujeres solo le tomó poco más de una hora determinar que Cabral asesinó a McGuire de 21 años, de un tiro en la cabeza.  

Dos mujeres que acompañaban a Cabral, no pudieron contener las lágrimas al escuchar el veredicto, mientras que el ex militar no mostró ninguna reacción. 

Tras dos días y medio de testimonios y evidencias, la fiscalía pudo convencer a los jurados que Cabral disparó a sangre fría a McGuire luego de que éste lo llamara “terrorista” después de una discusión. 

Esto a pesar de que Michael Gibson, abogado de la defensa aseguraba que su cliente disparó contra McGuire en defensa propia porque éste lo estaba apuntando con una pistola y Cabral temía por su vida.

“La ley dice que está mal dispararle a una persona, pero también dice que puedes hacerlo para defenderte y eso fue lo que el señor Cabral hizo, actuó en defensa propia”, dijo Gibson.  

El abogado trató de convencer al jurado que si Cabral hubiera querido asesinar a McGuire, no hubiera llamado al número de emergencias 911 para pedir ayuda.

“Él (Cabral) llamó al 911 y le estaba dando los primeros auxilios a la McGuire, además el mismo dijo a la operadora que él le disparó a su amigo. Si en realidad hubiera querido matarlo no habría intentado salvarle la vida”, enfatizó.

Esto haciendo referencia a que según el propio testimonio de Cabral, mientras llamaba al 911 utilizó su camiseta para hacer presión en la herida y tratar de parar la hemorragia. 

Por otro lado el fiscal James Montoya indicó que la teoría de una “defensa propia” no tenía sentido en este caso debido a que la víctima estaba en el suelo al momento de recibir el disparo. 

“La víctima (McGuire) no representaba un peligro porque él estaba tirado, no fue defensa propia lo mató cuando Zach McGuire estaba tratando de alejarse, ni siquiera lo estaba mirando”, aseguró el fiscal.

Ya que distintas fotografías presentadas durante el juicio muestran que el disparo entró por un lado de la cabeza y expertos forenses explicaron que las manchas de sangre en las paredes muestra que la víctima estaba en el piso.