Declara testigo vs ex soldado

El espectador del asesinato narró el momento en juicio

Karla Valdez / El Diario de El Paso
martes, 16 abril 2019 | 06:00
Karla Valdez/El Diario de El Paso

Ayer durante el segundo día del juicio contra el ex soldado Cornelius Dewayne Harrison acusado de homicidio, la fiscalía presentó el testimonio de uno de los tres testigos presenciales del homicidio de Frank Alexander Hernández en 2018. 

Notablemente nervioso y evitando en todo momento ver a Harrison, así llegó Quentin Whitfield a la Corte de Distrito 41 del Condado de El Paso para relatar al jurado lo que ocurrió la noche del 3 de enero cerca de Hueco Tanks.

El hombre dijo haber conocido al acusado cuando ambos estaban en el ejército por medio de unos amigos en común, entre ellos Kyle Jones, quien también enfrenta cargos relacionados con la muerte de Hernández. 

De acuerdo con Whitfield, la noche del homicidio se encontraban en el apartamento de Harrison en el complejo Butterfield Trial, cuando el acusado sugirió salir a disparar un rifle de asalto en una zona desértica conocida como Red Sands.

“Harrison me pidió mi auto para ir a disparar, pero no me daba confianza soltarse y les dije que yo los llevaba y él me iba diciendo cómo llegar”, dijo Whitfield. 

Aparentemente el ex militar se perdió cuando se encontraban en la cuadra 44000 de la calle Stagecoach Road, pero dijo a Whitfield que ahí podían disparar porque estaba despoblado. 

El testigo dijo que él, Harrison, la víctima, Jones y otro militar bajaron del automóvil para realizar unos cuantos disparos sin imaginar que Hernández sería asesinado. 

“Kyle (Jones) y yo nos hicimos para un lado y nos pusimos a fumar cuando escuché que Harrison le dijo a Frank (Hernández) ‘arrodíllate, sé que nos estas robando’ y luego se oyó un disparo”, indicó. 

Whitfield comentó que Hernández iba a decir algo, pero Harrison no le dio oportunidad y comenzó a dispararle en repetidas ocasiones. 

“Cuando oí el primer disparo me di la vuelta y vi a Frank (Hernández) herido, luego yo corrí hacía mi carro y escuché entre cuatro y cinco disparos más”, aseguró. 

Documentos oficiales en poder de El Diario de El Paso señalan que la víctima recibió tres disparos en el estómago y uno en la cabeza, cuando Hernández ya estaba en el piso.


Lo habían planeado  


Durante su testimonio Whitfield mencionó que al igual que él, los demás corrieron al automóvil mientras Harrison les decía “súbanse rápido que nos tenemos que ir”.

“(Harrison) se subió en el asiento del copiloto y me dijo que le diera. Aún traía el rifle en la mano”, relató el testigo. 

Mientras Whitfield huía del lugar escuchó como los demás empezaban a discutir de cómo el plan original era que Jones le disparara a Hernández y no Harrison. 

“Harrison dijo que Kyle (Jones) se tardó mucho y por eso él terminó disparándole. Ahí me di cuenta que todos sabían que lo iban a matar”, dijo. 


Regresan por las colillas de cigarro y casquillos  


El también ex militar contó al jurado, que cuando todavía estaban cerca del lugar Jones dijo que había tirado la colilla del cigarro en el lugar y Harrison le ordenó volver. 

“Harrison le dijo a Kyle (Jones) que debería dispararle en la cabeza por eso, pero que no lo haría porque le debía la vida”, comentó.

Temiendo por su vida, Whitfield llevó al hombres al lugar para buscar la colilla del cigarro y aunque tuvo la oportunidad de huir cuando todos se bajaron del auto no lo hizo.

“Sabían quién era yo y tenía miedo de hacer algo y terminar como Frank (Hernández)”, aseguró el testigo.

Aparentemente Jones no pudo encontrar la colilla del cigarro, pero aseguró haber recogido los casquillos. Luego de eso Harrison le ordenó a Whitfield llegar a un restaurante de comida rápida, a una farmacia y luego a su departamento.

“Cuando estábamos en el departamento de Harrison nos hizo quitarnos la ropa y ponerla en una bolsa de basura porque se iba a deshacer de ella junto con unas pertenecías de Hernández, su cartera y celular”, explicó. 

Whitfield mencionó que cuando estaban en el departamento Harrison le confesó a su esposa que había asesinado a Hernández.

El testigo agregó que luego de mucho pensarlo y después de hablar con su madre en Chicago, decidió acudir a las autoridades a denunciar a Harrison.

El juico contra el ex militar continua hoy ante la juez Annabell Pérez.