Condenan política de separación de familias

‘No somos criminales’

Karla Valdez / El Diario de El Paso
martes, 12 febrero 2019 | 06:00

A pesar de que hace meses se anunció que se terminaría con la separación de familias, organizaciones pro-migrantes aseguran que esta práctica se sigue llevando a cabo debido a que el presidente insiste en criminalizar a los migrantes. 

En conferencia de prensa Rubén García, director de Casa Anunciación, comentó que el presidente Trump sigue utilizando a los migrantes como moneda de cambio para tratar de conseguir el tan ansiado muro.  

“No deberíamos desperdiciar el tiempo hablando de muros, deberíamos dedicarnos a ser el país de las oportunidades que siempre hemos dicho que somos, deberíamos volver a ser lo que solíamos ser”, dijo.

Esto haciendo diferencia a que el gobierno de Donald Trump ha vuelto más complicado para los migrantes solicitar asilo político y los obliga a cruzar de forma ilegal al país.

“El solicitar asilo ya es casi inexistente, ya no se le quiere dar asilo a nadie porque se dice que son criminales cuando la verdad es que son personas que vienen huyendo de la violencia y otros problemas en sus países”, comentó.

García explicó que familias migrantes llegan a la frontera creyendo que estarán a salvo, sin imaginar que vivirán un calvario para poder solicitar ayuda del gobierno de estados unidos.

“Los tratan como unos criminales y los separan a sus hijos cuando ellos solo buscan una vida mejor”, indicó García.

Durante la conferencia, dos madres de familia accedieron a hablar sobre todo lo que vivieron en los centros de detención, donde una de ellas estuvo separada de sus hijas de 5 y 3 años por cuatro meses.

 “Fueron cuatro meses, en los que estuve separada de mis hijas. Las primeras tres semanas no sabía donde estaban”, dijo llorando la mujer que solo se identificó como Yeimi.

El caso de esta mujer es un caso “único” explicó García ya que a diferencia de otros menores que son separados de sus padres ellas quedaron en custodia del estado de Texas por tratarse de ciudadanas estadounidenses.

Ya en 2017, Yeimi fue deportada a su natal honduras pero la violencia que de su país la hizo tomar la decisión de volver a Estados Unidos.

“Lo hice por mis hijas, por su seguridad y por las cosas que nos pasaron allá (Honduras) el crimen es mucho y no quería que ellas estuvieran ahí”, dijo.

Para la mujer haberse separado de sus hijas por largo tiempo fue un impacto muy grande ya que nunca imaginó que las menores terminarían con una familia sustituta.

“Ellas lloraban cuando me hablaban y decían que querían estar conmigo y yo no podía ir por ellas porque estaba detenida y les tuve que decir que tenía que trabajar”, explicó. 

A pesar de todo Yeimi asegura no arrepentirse haber cruzado la frontera, ya que para ella lo más importante es el bienestar de sus hijas.

“Todo lo que hago es por ellas y si tengo que volver a pasar por esto para que ellas estén bien lo haría de nuevo”, aseguró.

Mientras que la segunda mujer de Glenda, señaló que no considera justo que se les criminalice por ser migrantes y buscar una oportunidad de salir adelante.

“Solo les pedimos una oportunidad, nosotros venimos a trabajar a sacar adelante a nuestros hijos porque en nuestros países no se puede, pero no es justo que nos traten así”, comentó la mujer mientras sostenía a su bebé de siete meses.

Glenda también originaria de Honduras, quien llegó al país junto con su marido y su otro hijo de 6 años comentó que haber estado detenida es de las peores cosas que le han pasado.

“No merecemos que nos traten así, solo queremos una oportunidad, una sola”, reiteró. 


Trump ofendió a El Paso


Por otro lado García calificó como “ofensivas” las declaraciones del presidente Trump donde aseguraba que El Paso era una ciudad insegura antes de la construcción de la vaya Fronteriza. 

“La gente de El Paso se siente muy ofendida por lo que dijo, porque sabemos que no es cierto”, dijo. 

Por lo que aseguró que el mandatario será testigo de esa molestia esa tarde. 

“Mucha gente decidió unirse (a la marcha) específicamente para decirle que no mienta sobre esta comunidad”, indicó García. 

Debido a que El Paso, es considerada una de las ciudades más seguras del país lo cual contradice la versión de Trump. 

“Eso no es verdad y la gente que vivimos aquí lo sabemos”, reiteró. 

Agregó que la única razón por la que el presidente estadounidense sigue insistiendo en relacionar el crimen con la migración es por razones políticas.