Buscan enriquecer colaboración médica en la frontera

El objetivo es conectar más el sector industrial biomédico y de proveeduría de servicios en la región

Sabrina Zuniga/El Diario de El Paso
viernes, 01 febrero 2019 | 06:00

Este jueves se llevó a cabo la Cumbre de Dispositivos Médicos El Paso-Ciudad Juárez, en el Centro de Convenciones de El Paso, en donde se habló acerca de la colaboración e innovación, así como el impulso de la frontera en la mejora de la atención médica en México.

Auspiciada por BIO El Paso-Juárez, el evento busca conectar aún más el sector industrial biomédico y de proveeduría en la región Paso del Norte.

BIO El Paso-Juárez es una organización que abarca el oeste de Texas, el sur de Nuevo México y el norte de México.

Es conformado principalmente por fabricantes de dispositivos médicos, empresas de biotecnología, proveedores de atención médica, instituciones académicas, entre otras organizaciones.

Emma Swartz, presidenta de El Paso-Juárez Medical Device Summit, comentó que el objetivo es reunir a todas las industrias, proveedores y cadenas de la región en cumbres como ésta, para abrir nuevos horizontes binacionalmente.

“Desde conocer las diversas estrategias de colaboración, hasta dar con detalles en zonas como la fuerza laboral, procesos y planes de producción”, dijo Swartz.

En la región Paso del Norte, el campo en las industrias biomédicas ha crecido de forma significativa en las dos últimas décadas, siendo un importante punto de distribución y producción, incluso a nivel internacional, de acuerdo con Swartz.

La región se considera un importante centro de actividad para fabricantes de todo el mundo y representa una amplia gama de industrias.

Según información de BIO El Paso-Juárez, más de 30 fábricas asentadas aquí emplean a más de 40 mil trabajadores y producen diariamente dispositivos médicos de clase I, II y III.

De igual forma, el clúster detalla que existe una sólida base de prestación de servicios de salud en la frontera, ya que se cuenta con redes de hospitales públicos y privados que sirven a la comunidad binacional, así como un campus médico de vanguardia valorado en 1 mil millones de dólares en Fort Bliss y en El Paso para atender soldados y veteranos.

Lo mismo ocurre con la educación para el cuidado de la salud: las escuelas de medicina y enfermería en El Paso, Juárez y el sur de Nuevo México están produciendo la próxima generación de profesionales del cuidado de la salud, se informó.

En la cumbre, se contó con la participación de más de 250 personas, representantes de importantes industrias binacionales.

Jaime Campos, de la Secretaria de Innovación y Desarrollo Económico del Estado de Chihuahua, dijo que el estado es el punto de partida para la integración de las industrias binacionales.

“La clusterización nos hace integrar diferentes aspectos del desarrollo en productos biomédicos, atraemos a proveedores directos para la integración y ya agrupados, se logra la atracción de proveeduría”, comentó.

El orador principal, Fernando Oliveros, vicepresidente y gerente general de Medtronic México, -otra de las empresas asistentes-, cuenta con más de 19 años de experiencia en la industria farmacéutica y de dispositivos médicos.

Medtronic es un líder mundial en tecnología médica, servicios y soluciones con ingresos totales de 30 billones de dólares y una fuerza laboral global de más de 84 mil empleados.