Tras huelgas, despiden a mil 500 en Matamoros

Plazas abarcan sectores automotriz, electrónica y metal-mecánica

Agencia Reforma
jueves, 07 febrero 2019 | 21:59

Ciudad de México— Más de mil 500 trabajadores del sector maquilador de Matamoros fueron despedidos a consecuencia del conflicto laboral que ha detonado paros y desconocimientos de huelga, informó Rolando González Barrón, presidente de Index local.
Si el conflicto continúa más personas podrían perder su empleo, añadió el líder del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) Matamoros.
“Ojalá me equivoque, pero si siguen así las cosas y no hay quien aplique la ley, nosotros veríamos despidos de 15 mil a 25 mil personas en los próximos tres años”, expresó.
Alrededor de 85 por ciento de las personas despedidas labora en las industrias automotrices, electrónica y metal-mecánica, agregó González Barrón.
A las 45 maquiladoras que iniciaron el conflicto laboral desde mediados de enero se han sumado 24 empresas más, explicó.
De esas 45, añadió, 42 ya llegaron a un acuerdo con los trabajadores y las tres restantes están en paro.
A mediados de enero trabajadores de 45 empresas maquiladoras afiliados al Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora (SJOIIM) iniciaron un paro de labores, en demanda de un aumento salarial de 20 por ciento y un bono anual de 32 mil pesos.
Incluso, la Junta de Conciliación y Arbitraje de Matamoros declaró inexistentes 18 huelgas.
González Barrón expuso que antes del alza al salario mínimo la mayoría de los trabajadores ya tenía un sueldo mayor.
“De los 85 mil trabajadores (pertenecientes a Index Matamoros) solamente 18 mil trabajadores estaban abajo de 176.72 pesos, o sea del nuevo mínimo; ahorita ninguno está por abajo (...), el promedio de sueldos está en 220-240 pesos.
“Pero las tres empresas que no han arreglado tienen salarios muy altos, de 400 pesos, y les están exigiendo (un aumento de) 20 por ciento, más los 32 mil (pesos del bono), entonces ellos dicen que pues dar esas cantidades prácticamente no les conviene, por eso no se han arreglado.
Entre las 42 maquiladoras que llegaron a un acuerdo con los trabajadores hay varias armadoras de autos, pues detener la producción les resulta en costos más altos, explicó.
“Sale mucho más caro no entregar producción y parar una línea automotriz; esas (las armadoras) son las que se arreglaron luego, luego, porque una línea automotriz parada cuesta millonadas, son 26 mil dólares el minuto y nadie quiere meterse en una situación así”, afirmó.


Paros envían mala señal
Advirtió que aunque se arregló el problema para esas empresas, se envía una mala señal: que Matamoros no es apto para instalar fábricas automotrices.