Economía

Saber detectar las falsificaciones, un arte cada vez más apreciado en China

El mercado chino del lujo representa la suma astronómica de 500 mil millones de euros

Excélsior

martes, 04 mayo 2021 | 17:40

China— Un reloj suizo, un bolso Hermès o botas de goma con la firma Prada. Con ayuda de una lupa, Zhang Chen examina atentamente los logos, las costuras y los números de serie para distinguir los originales o las copias.

China es el primer mercado mundial del lujo, pero también de las falsificaciones, por lo que la pericia de Zhang en el mercado de segunda mano está haciendo escuela.

Pasaporte sería electrónico y más difícil de falsificar

A la mayoría de la gente la engañan con "buenas imitaciones que apenas se distinguen" del original, reconoce Zhang, que fundó en Pekín la Escuela Comercial de Grandes Productos de Lujo.

El hombre ofrece consejos de experto sobre un bolso copiado ante una clase llena.

El precio del cursillo de siete días asciende a 15.800 yuanes (2.000 euros). Una tarifa que vale la pena según Zhang Chen, si se quiere sobrevivir en un mercado de segunda mano en pleno auge.

El mercado chino del lujo representa la suma astronómica de 4 billones de yuanes (500.000 millones de euros), según el gabinete de estudios de mercado UIBE Luxury China.

Pero el mercado de productos de segunda mano despega a su vez, aunque en comparación, es modesto -solo 17.300 millones de yuanes (un poco más de 2.000 millones de euros) pero prácticamente se ha duplicado entre 2019 y 2020, según la agencia Forward Business Information.

- Falsificaciones recicladas -

Para aquellos que gustan de gangas, saber reconocer las imitaciones es indispensable para evitar los timos.

El forro de un bolso de Chanel negro debe ser rosa", dice el profesor a sus alumnos, jóvenes de ambos sexos muy concentrados.

Bajo una lámpara ultravioleta, los estudiantes examinan los números de serie de la marca francesa.

El secreto es que hay dos letras que brillan", explica el especialista, que se hizo experto del lujo en Japón.

Saber distinguir el tipo de letra de un logo puede permitir "reconocer un tercio de las copias del mercado", agrega.

Para Xu Zhihao, un comerciante de 31 años, invertir en la segunda mano parece un buen negocio, ya que los clientes potenciales están dispuestos a comprar el objeto de sus sueños sin tener que gastar demasiado.

Un buen bolso puede venderse muy bien", asegura el joven, que considera el mercado "similar a los productos financieros que vendo en la actualidad".

Un gran bolso Louis Vuitton de la gama Neverfull se revende fácilmente a 9.000 yuanes (más de 1.000 euros) al cabo de dos años, un 20% menos del valor original, mientras que un bolso Gabrielle de Chanel mantiene fácilmente el 60%-70% de su valor.