Economía

Demanda McDonald's a su exdirector ejecutivo por mentiras y fraude

La compañía dijo que Steve Easterbrook, quien fue despedido el año pasado, ocultó pruebas durante una investigación sobre su conducta

The New York Times

The New York Times

lunes, 10 agosto 2020 | 08:17

Habían pasado ocho meses desde que McDonald's despidió a su director ejecutivo, Steve Easterbrook, por sextear con una subordinada. Easterbrook se había disculpado y se había marchado con decenas de millones en compensación, y la cadena de comida rápida contrató a un nuevo director ejecutivo.

Luego, el mes pasado, un informante anónimo hizo una nueva acusación: Easterbrook tuvo una relación sexual con otra empleada de McDonald's mientras dirigía la empresa.

El lunes, esa acusación encendió una rara guerra pública entre una importante empresa y su exdirector: McDonald's presentó una demanda contra Easterbrook, acusándolo de mentir, ocultar pruebas y fraude.

La demanda, presentada en un tribunal estatal de Delaware, alega que Easterbrook mantuvo relaciones sexuales con tres empleadas de McDonald's en el año anterior a su destitución y que otorgó un lucrativo lote de acciones a una de esos empleados. McDonald's dijo que buscaba recuperar opciones sobre esas acciones y otras compensaciones que la compañía permitió el otoño pasado que Easterbrook se quedara, un paquete valorado en más de 40 millones de dólares, según Equilar, una consultora de compensación.

Un abogado de Easterbrook no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios este lunes por la mañana.

La demanda representa una diferencia extraordinaria de las maneras tradicionales de proceder de las corporaciones estadounidenses. En los últimos años, varios directores ejecutivos han perdido sus puestos de trabajo a raíz de acusaciones de conducta sexual inapropiada o de otro tipo, pero en su mayor parte se han ido silenciosamente y las empresas no han dado a conocer los desagradables detalles.

En la era del #MeToo y del Black Lives Matter, sin embargo, más empresas se esfuerzan por posicionarse como buenos corporativos, responsables no solo ante los accionistas sino también ante los clientes, los empleados y la sociedad en general. El sucesor de Easterbrook en McDonald's, Chris Kempczinski, ha pedido un nuevo énfasis corporativo en la integridad, la inclusión y el apoyo a las comunidades locales.