Simplemente dominantes

Tras su victoria en el SB LIII ante los Carneros, los Patriotas de Nueva Inglaterra se confirmaron como una de las dinastías más grandes del deporte profesional estadounidense

Agencia Reforma
martes, 05 febrero 2019 | 06:00

Recordemos otros equipos que dominaron sus respectivos deportes durante periodos prolongados.


Once en trece años
Los Celtics de Boston ganaron ocho campeonatos seguidos desde 1959. Con Bill Russel como figura y Red Auerbach como entrenador, el equipo de Massachusetts sumó 11 títulos de la NBA en 13 temporadas, gracias a un equipo simplemente espectacular.
Su víctima favorita fueron los Lakers de los Ángeles, a quienes derrotaron en siete ocasiones durante su época dominante.
Debido al modo en el que han evolucionado los diferentes deportes desde entonces, difícilmente volveremos a ver una quinteta tan dominante como estos Celtics.


'La Cortina de Acero'

Con Chuck Noll como coach, Terry Bradshaw en los controles y ‘Mean’ Joe Green aterrorizando a los rivales, los Acereros consiguieron cuatro Súper Tazones en seis temporadas.
Entre 1972 y 1979, ganaron la Divisón Central de la Conferencia Americana de forma consecutiva, gracias al brazo inigualable de Bradshaw y al esfuerzo de la denominada ‘Cortina de Acero’, una línea defensiva que, según testimonios, intimidaba a las ofensivas rivales al grado de quitarles el sueño.


‘It’s Showtime’

Los ochenta fueron una excelente época para los aficionados de los Lakers. Aunque la Era de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal también significó un momento brillante para la historia del equipo angelino, los Lakers de 1980 sólo pueden ser descritos con una palabra: dominantes.
Con Pat Riley al mando, esta máquina de triunfos estaba liderada por Karim Abdul-Jabbar y Earvin ‘Magic’ Johnson.
Nombrada la ‘Era del Espectáculo’ por su juego atractivo y entretenido, los Lakers terminaron en el primer lugar de la Conferencia Oeste por nueve temporadas consecutivas.
En esta década, disputaron ocho Finales de la NBA, ganando cinco de éstas.


Walsh y Montana

Como lo demostrarían los Patriotas años después, sólo se necesita un gran entrenador en jefe y un excelente mariscal de campo.
Es cierto que además de contar con Bill Walsh y Joe Montana, los 49’s tenían una defensa impasable y al extraordinario Jerry Rice, pero recordar la dinastía de San Francisco es recordar la dupla Walsh-Montana.
San Francisco consiguió su primer Super Bowl en el 81, cuando los ‘niners’ accedieron gracias a ‘The Catch’, aquella mítica recepción de Dwight Clark en el fondo de las diagonales para vencer a los Vaqueros de Dallas.
San Francisco ganó cuatro trofeos Vince Lombardi en nueve temporadas con Joe Montana en los controles, incluyendo títulos consecutivos en 1988 y 1989.


Momento de Jordan
Los Bulls de los noventa fueron una dinastía en toda la extensión de la palabra. Con Michael Jordan al mando y Phil Jackson desde la banca, los Toros consiguieron no uno, sino dos tripletes en esa década. El primero entre 1991 y 1993, y el segundo entre 1996 y 1998.
Con Scottie Pipen y Dennis Rodman acompañando a Jordan, era casi injusto para el resto de los equipos el tener que enfrentarse a una quinteta tan dominante, tanto que el mítico casaca 23 decidió darse un par de años para probar suerte en el beisbol.
¿Qué hubiera pasado si Michael se hubiera mantenido en los Bulls durante toda la década?