Rozan la gloria

Bravos del FC Juárez de Tercera División pierden ante Pumas de la UNAM la final y terminan como subcampeones de la temporada 2018-2019 del torneo de Clubes sin Ascenso

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario
lunes, 10 junio 2019 | 06:00
Cortesía

El juego perfecto que debía hacer el equipo de Bravos para aspirar a levantar el título de la Tercera División se vino abajo a los cinco minutos de partido y terminaron por caer 5-3 en el global ante los Pumas de la UNAM, al empatar a dos goles en el juego de vuelta de la gran final de clubes sin derecho a ascenso.

Con la desventaja de dos goles, tras perder el juego de ida 3-1 en la Ciudad de México, el conjunto fronterizo estaba obligado a jugar por nota el segundo duelo, cosa que finalmente no sucedió, ya que al minuto cinco el cuadro felino dio el primer zarpazo en un tiro de esquina.

El portero Marco Canales evitó la caída de su marco en una salida valiente y envió a tiro de esquina. El equipo juarense no estuvo atento y Eduardo Morales puso el primer gol del juego y cuarto en el global.

La losa era evidente con un conjunto de Bravos al que le urgía encontrarse en el partido. El primer disparo a puerta por parte del cuadro local con cierta dosis de peligro llegó hasta el minuto nueve de acción. Roberto Alderete sacó derechazo que se fue desviado de la portería felina.

Los Pumas encontraron el segundo gol de nueva cuenta en un tiro de esquina. Julio Barragán sacó punterazo que encontró destino de gol entre bastantes piernas que no logaron desviar la pelota.

A la media hora de partido, en una peinada de José Zapata que dejó en inmejorable posición a Alderete, quien se enfiló solo hacia el arco, fue derribado dentro del área grande.

El árbitro señaló la pena máxima y fue el mismo jugador quien cobró la falta desde el manchón penal; su primer disparo fue contenido por el portero Ricardo Martínez, pero en el contrarremate Alderete mandó la esférica al fondo de las redes.

El gol fue un envión anímico para Bravos, que después de ahí generó un futbol más ofensivo.

Tuvo dos claras para emparejar el marcador de este segundo encuentro antes de que finalizara la primera mitad, pero tanto Alderete, como Oliver Silva desperdiciaron la llegada.

Para la parte complementaria se dio el primer cambio de Bravos con el ingreso del delantero Armando Franco, con lo que se buscó generar la presión alta al cuadro de Pumas.

José Zapata puso el dos por dos de este segundo partido, pero la diferencia de dos goles con la que llegaron se mantuvo hasta que el arbitró marcó el término del encuentro.

Al final se presentó un ligero conato de bronca, luego que un jugador de Pumas festejó el triunfo en la cara de un jugador de Bravos, hubo empujones, pero los ánimos los apaciguaron y la UNAM levantó su segundo título consecutivo en esta división.

El torneo anterior los Bravos fueron eliminados precisamente por los Pumas, pero aquella ocasión fue en cuartos de final.