Deportes

No procede apelación de Hachen

Tendrá que permanecer un año en la congeladora

Tomada de Internet

Jesús Rodríguez
El Diario de Juárez

sábado, 01 febrero 2020 | 11:57

Sin los argumentos convincentes que hicieran cambiar de parecer a la comisión de apelaciones, el jugador argentino Gabriel Hachen tendrá que permanecer un año en la congeladora, luego de la bofetada que le dio al árbitro central en un partido de preparación que se llevó a cabo el 4 de enero entre Bravos de Juárez y el equipo de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Después de que la comisión disciplinaria revisó el caso y le dio un año de suspensión al futbolista sudamericano, él solicitó la apelación ante la comisión correspondiente, misma que no procedió.

El tema de la suspensión fue abordado de manera personal por el propio jugador, ya que la directiva de Bravos se mantuvo al margen. 

Con la llegada de Bruno Romo al equipo juarense, el club decidió otorgarle el número 19, el mismo que Hachen tenía asignado hasta antes de la suspensión.

Hachen decidió apelar la suspensión de un año que el aplicó la comisión disciplinaria por considerarla injusta y exagerada.

El jugador argentino se dijo arrepentido y pidió una disculpa por los hechos, pero la comisión de apelaciones no redujo la sanción.

“Luego de analizar el recurso de apelación interpuesto por el jugador Gabriel Alejandro Hachen en contra de la decisión emitida por la comisión disciplinaria de fecha 15 de enero del año en curso, esta comisión determinó que no es procedente dicho recurso, ratificando la sanción impuesta por la comisión disciplinaria consistente en un año de suspensión de toda competencia deportiva oficial avalada por la Federación Mexicana de Futbol”, dio a conocer la comisión de apelaciones.