Final de Copa causa filas maratónicas, reventa y hasta estafas

El partido ha dejado mucho movimiento entre los aficionados y no faltó quién quiso sacar provecho de la situación

Jesús Rodríguez
El Diario de Juárez
viernes, 05 abril 2019 | 13:27

Ciudad Juárez- Aficionados que pernoctaron en el estadio para alcanzar boletos, otros que permanecieron más de 10 horas en las filas de las taquillas, la reventa de localidades en Facebook a través de grupos que hacen alusión al equipo de Bravos de Juárez y personas que fueron timadas con la supuesta venta de localidades, han sido algunas de las incidencias que se han generado en torno a la gran final de la Copa MX que disputarán Bravos y América, el próximo miércoles 10 de abril.

En uno de los grupos de Facebook la oferta y la demanda no se han hecho esperar, situación que aumentó hace un par de horas cuando la directiva del club juarense dio a conocer que ya no hay localidades disponibles para las zonas de sol y sombra.

El ‘ingenio’ tampoco ha quedado de lado. “Ahí les baila tengo 3 compas en la fila de venta general si tú no puedes ir a comprarlo te hacen el paro de comprar el boleto, pero es con costó si no quieres gastar en la reventé ahí está esa opción”, se lee en una de las publicaciones en dicho grupo.

Los boletos que se ofertan son de las cuatro áreas con las que cuenta el estadio: sol, sombra, cabecera sur y cabecera norte.

Hay otros miembros que le apuestan al intercambio. “Tengo 2 boletos de sur, busco 4 de norte. 

Dinero en mano. No vendo” escribió un aficionado.

Se ofrecen boletos con precios de hasta 2 mil pesos. Hay aficionados que ofrecen diferentes artículos, como celulares y playeras del equipo con tal de conseguir un boleto.

Hubo otros que con el afán de conseguir su entrada y ya desesperados se pusieron en contacto con personas que supuestamente trabajan en la taquilla en línea y les depositaron hasta 3 mil pesos.

Una aficionada que fue timada de esta manera, aseguró que el supuesto vendedor le mandó mensajes con fotos en donde otra gente ya le estaba depositando.

“Me dijo que ahora a las 10 de la mañana me llegaría un correo con el comprobante de venta, y que con eso podía ir a taquilla a pedir los boletos. Eran 13 boletos. Un total de 2990 pesos. Y ahora en la mañana le escribí después de las 10, porque aún no me había mandado nada al correo, entonces me contestó y me dijo que en eso estaba porque tenía mucho trabajo, que en 15 minutos estaba listo. Después le mande mensaje y ya su Messenger estaba cerrado, entre a su Facebook y ya estaba desactivado”, comentó la afectada.