Disuelve Lobos BUAP equipos

Luego de dos años en Primera División, la escuadra universitaria prepara la mudanza a esta ciudad

Jesús Ángel Rodríguez / Sergio A. Duarte / El Diario
domingo, 09 junio 2019 | 06:00
Tomada de internet

Tal y como lo han asegurado varios medios y comentaristas nacionales, es un hecho que la escuadra licántropa ha desaparecido del mapa de la Liga MX.
De acuerdo con el periodista Vladimir García, de Televisa Deportes, Lobos BUAP ha disuelto a sus equipos varoniles y femeniles para preparar la mudanza a esta ciudad.      
“Han disuelto a los equipos varonil y femenil, el negocio está hecho y la franquicia de Primera División pasará a ser de Bravos de Ciudad Juárez, en breve se hará oficial”, publicó en Twitter García.      
De este modo, por primera vez en la historia, Juárez contará con futbol de Primera División gracias a la adquisición de una franquicia, en este caso, Lobos BUAP.
A fines de la década de los 80, la familia De la Vega adquirió el equipo Cobras de Querétaro que en 1988 consiguió el ascenso deportivo como Cobras de Ciudad Juárez.
En tres partidos, el último de ellos en el estadio Azteca, el 12 de julio del citado año,  el conjunto ofidio que drigía Joaquín Mendoza superó a los Esmeraldas del León y subió de división.    
A costa también de los ‘Panzas Verdes’ el Club de Futbol Indios que encabezaba Francisco Ibarra logró el boleto al máximo circuito gracias a un triunfo por global de 3-2 en el Nou Camp, en León, Guanajuato, el domingo 25 de mayo del 2008, bajo la dirección del entrenador Sergio Orduña.  
Hoy, a unas horas del anuncio oficial del cambio de sede de Lobos BUAP a esta ciudad de parte de la Federación Mexicana de Futbol, los retos y desafíos para la directiva de Bravos FC Juárez que está contrareloj de cara al inicio del Apertura 2019 son realmente importantes.
Uno de ellos, es el gasto que tendrá que anexar a los que ya hizo en la adquisición de jugadores de nivel que soporten el andar del equipo en Primera Nacional.
La caja registradora de la directiva juarense tendrá que seguir sonando, no para meter, sino para sacar el suficiente capital con el que se pueda tener un equipo que compita y evitar que a la vuelta de un año esté metido en problemas de descenso.
El conjunto fronterizo necesitará reforzarse con ocho o diez futbolistas de una calidad que permita superar los primeros torneos y mantenerse en la división, y no suceda lo que en su momento ocurrió con Cobras, que permaneció en la principal categoría de 1988 a 1992 y posteriormente con Indios, que su estadía fue de 2008 a 2010.
Fuentes conocedoras del tema aseguran que el valor en el mercado de un jugador de nivel, como el que requiere Bravos para sobrellevar las primeras campañas en las que primero debe buscar una estabilidad, fluctúa entre los 3.5 y 4 millones de dólares.
Si el conjunto juarense se hace de los servicios de una decena de jugadores de estas características, se estaría desembolsando una cantidad similar a la que se puso sobre la mesa para traer la franquicia de Lobos BUAP a Juárez (35 millones de dólares).
En este tema el periodista Ignacio ‘Fantasma’ Suárez, informó el viernes anterior en el programa Radio Centro Deportes que era tanta la seguridad de De la Vega Arizpe que ya firmó un precontrato con cuatro jugadores extranjeros quienes serán las figuras del equipo: un chileno, dos argentinos y un uruguayo.      
Por otro lado, existe la posibilidad de que los siete jugadores que quedaron con el conjunto licántropo para el Apertura 2019 se sumen al proyecto de Bravos.
Ellos son Alejandro Duarte (portero peruano), José Canales (portero mexicano), César Cercado (defensa mexicano), Félix Crisanto (lateral hondureño), Luis Ernesto Olascoaga (defensa mexicano), Jorge Ibarra (mediocampista mexicano) y Luiz Ernesto da Silva (delantero peruano).
El delantero argentino Leonardo Ramos está en la mira de los Esmeraldas del León, quienes pretenden sus servicios, por lo que seguramente no será parte del paquete.  
Los demás jugadores que conformaron la plantilla el torneo anterior tuvieron que regresar a sus equipos de origen, ya que estuvieron con la playera de Lobos a préstamo.
FC Juárez deberá cumplir también con la conformacion de una estructura deportiva que exige la Femexfut que incluye equipos en Liga MX Femenil, Sub-20, Sub-17, Sub-15 y Sub-13.  
La gran incógnita es qué sucedera con el equipo de Bravos FC que desde el 2015 milita en el Ascenso MX y del cual se especula que pudiera ir a Puebla, en una permuta de división con Lobos BUAP.