Descarta Caballero presión por cociente

Los Bravos iniciarán en la posición 14 de la tabla porcentual y con el promedio que obtuvo Lobos al finalizar el Clausura 2019

Reforma
martes, 11 junio 2019 | 19:15
Archivo

Cancún, Quintana Roo— Los Bravos de Juárez compraron la franquicia de Lobos BUAP y con ello también los problemas de descenso que arrastraba el equipo poblano.

El cuadro fronterizo arrancará el Apertura 2019 con una cosecha de 39 puntos con 34 partidos disputados (cociente de 1.1471), arriba de cuatro equipos pero con la volatilidad característica en este tipo de casos.

El técnico Gabriel Caballero desestimó la problemática.

“Si pensamos arriba, significa que no vamos a estar sufriendo el descenso, pensamos arriba y lo principal es conformar un equipo para eso, hay que hacer un buen papel.

“Desde que llegué, con la idea de que armamos un equipo que compita en el Ascenso y luego en Primera División, tenemos la base y a partir de ahora buscaremos los refuerzos necesarios para armar un equipo competitivo. Elaboraremos, personalizando las posiciones y personas idóneas para tener un buen equipo y competir en la Primera División y darle a la afición un equipo bueno”, mencionó durante la Semana del Futbol.

El técnico descartó que se incremente la presión por no lograr el ascenso de manera deportiva, sino a través de una inversión que rondaría los 25 millones de dólares.

“Presión siempre va a existir, aumenta a lo mejor el compromiso o la responsabilidad, uno trabaja para estar en estas circunstancias, en estos cuatro años en el ascenso siempre ha sido con la intención de estar en Primera División, muy feliz y contento de la oportunidad y a conformar el mejor plantel para hacer un buen papel en Primera División”, expresó.

El Clausura 2019 iniciará con las Chivas del Guadalajara y los Rojinegros del Atlas en el fondo de la tabla porcentual con un cociente de 1.0441, resultado de 71 puntos obtenidos en 68 partidos jugados.

Los Tiburones Rojos de Veracruz y el Atlético San Luis iniciarán con su cociente en cero unidades y cero partidos disputados, por lo que el promedio de ambos equipos podría subir y bajar de manera drástica, de acuerdo con sus resultados; caso similar al de Bravos de Juárez, ya que la cantidad de partidos disputados es baja en comparación con los demás equipos.