Cuenta regresiva

Tres primerizos y uno que ha estado varias ocasiones llegan a Minneapolis

Associated Press
viernes, 05 abril 2019 | 06:00
Associated Press

Minneapolis.- Tom Izzo conoce con certeza el camino hacia el Final Four, aun cuando el entrenador de Michigan State, que lo ha sido desde hace tiempo, nunca había estado en el US Bank Stadium hasta que los Spartanos arribaron ayer para practicar.
¿Qué hay acerca del resto de sus compatriotas entrenadores? Posiblemente tuvieron que emplear un mapa para llegar.
No sólo es desafiante el haber llegado, aunque Chris Beard, el entrenador de Texas Tech, pasó unos cuantos segundos afuera de su casillero decidiendo de qué manera poder llegar a la conferencia de prensa, que era a la izquierda y cómo llegar a la cancha, que es por el lado derecho.
También es desafiante todo lo demás que conlleva la pompa y circunstancia del fin de semana más importante del basquetbol colegial, desde la petición de boletos para los fanáticos hasta los medios de comunicación.
Así que cuando Beard llamó a Izzo en esta semana –lo cual es algo raro durante la temporada regular, pero mucho menos de cara a la semifinal nacional–, el entrenador de los Spartans le prestó su ayuda al recién llegado al Final Four.
“El único consejo que voy a darte no tiene nada que ver con el partido, pero tiene mucho que ver con que consigas los boletos y veas en dónde alojarte el día de hoy”, recordó Izzo haberle dicho a Beard.
Beard se rio, pero seguramente es un buen consejo.
Y también lo es para Tony Bennett, el entrenador de Virginia y Bruce Pearl, su contraparte de Auburn.
Ninguno de ellos había sido entrenador en jefe en un Final Four, lo cual significa que al igual que sus destacados jugadores que se sintieron maravillados en la cavernosa casa de los Vikingos de Minnesota, todo esto es nuevo para ellos, los carritos de golf para trasladarlos alrededor de la arena, la demandante programación de prensa, la constante atención que han recibido en casa y ahora en el centro de Minneapolis, en donde sus fotografías están en exhibición justo en todos lados.
Por ejemplo, afuera de los vestidores, el astro Jarrett Culver de Texas Tech se detuvo para tomar fotos y admirar la enorme imagen de él y sus compañeros colocada sobre un muro de block.