Deportes

Anuncian corrida de rejones

Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza y el potosino Sebastián Torre repiten en la plaza Alberto Balderas

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario
jueves, 07 marzo 2019 | 06:00
Archivo

El próximo  domingo 10 de marzo a las 17:00 horas se celebrará la primera corrida de la temporada en la plaza de toros Alberto Balderas.
El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza encabeza este primer festejo y al igual que el año pasado junto a él actuarán su hijo Guillermo Hermoso y el originario de San Luis Potosí, Sebastián Torre.
“Iniciamos de forma temprana la temporada, ya que quisimos aprovechar la agenda de Pablo Hermoso y su hijo, quien tomará la alternativa el próximo 5 de mayo en la feria de Sevilla, en España”, comentó Jorge López de los Reyes, representante de Espectáculos Taurinos de México.
El gerente operativo de la empresa señaló que la gira de Hermoso de Mendoza por el norte de México solamente incluye Ciudad Juárez y no tiene contemplada presentación en otra plaza del estado.
Con respecto al cartel, que fue el mismo que estuvo presente en la primera corrida de la temporada del año pasado, Jorge López aseguró que valió la pena repetirlo para este 2019.
“Hay algunos cambios con respecto al encierro, ya que a diferencia del año pasado en el que fueron cuatro ejemplares de la ganadería de San Pablo y dos más de Cuco Peña, en esta ocasión los seis toros son de San Pablo, y están mejor presentados”, dijo.
Los ejemplares de San Pablo que serán lidiados ya se encuentran en los corrales del citado inmueble.
Con un promedio de 496 kilógramos, el pasado sábado llegó el encierro procedente de Atotonilco, Jalisco, del Rancho La Uva, propiedad de Don Leopoldo Martín del Campo.
“El ganado llegó el sábado por la noche, se desembarcó de manera correcta, fue rápido; no se reseñó a esa hora, sino hasta el lunes pasado. Sin inconvenientes reúne las características dignas de cualquier plaza, está bien presentado, de buen peso, trapío claro y en forma”, manifestó Jorge Sierra, juez de plaza.
En los corrales se encuentra el número 95, que es un cárdeno bragado listón paliabierto, de 465 kilogramos. El 120 es un negro saíno cornialto, de 450 kilos y el 69, negro entrepelado listón delantero, de 475 kilógramos.
“El encierro cuenta con dos toros con una pinta especial, son salineros paliabierto y bien puesto, de 510 y 520 kilogramos, respectivamente; no es común este ganado en México”, aseguró Sierra.
La tradicional corrida de Pascua, con la que anteriormente se abría la temporada, se tiene programada para celebrarse el domingo 21 de abril en la misma plaza de la calle Abraham González.