Opinión

OPINIÓN

Video: Un bordo inconcluso en el 6 del IMSS

A un costado del Hospital 6 del IMSS en esta frontera –por el lado de Plaza Las Américas- fue abandonado un 'bebé' de los múltiples 'hijos' que está regando el Gobierno estatal por todo Juárez

LA COLUMNA
de El Diario

martes, 15 junio 2021 | 06:00

-Un bordo inconcluso en el 6 del IMSS

-Anuncian verde pero castigan como en rojo

-Cabada y Susana entran... la Borruel ni de milagro

-Cruz cuidará su fuero hasta septiembre

A un costado del Hospital 6 del Seguro Social (IMSS) en esta frontera –por el lado de Plaza Las Américas- fue abandonado un “bebé” de los múltiples “hijos” que está regando el Gobierno estatal por todo Juárez.

Obras tiradas por todos lados, como patio de hogar donde juegan los niños con sus carritos. Es cuestionable como broma la comparación por el sufrimiento ocasionado a los juarenses pero es la realidad.

Hace más de tres semanas inició la construcción de dos bordos reductores de velocidad en la zona descrita. Calle Juvenal Aragón. Una de las obstrucciones fue completada al 100 por ciento pero la otra fue dejada a la mitad, a media calle, justo por donde cruzan cientos de personas cada día, muchas de ellas en condiciones de enfermedad.

Busquemos darle vuelta a la página si no hay otra salida. Es posible que de aquí al cierre de las actuales administraciones municipal y estatal no exista un solo funcionario que mande a un albañil, a sus ayudantes, termine la otra mitad del bordo dejado a media calle y permita tanto el libre flujo de tráfico vehicular como de peatones que cruzan esa calle.

Sabemos de primera mano, porque fotos y video de ese “reductor de velocidad” fueron enviados a varios funcionarios y hasta a un par de regidores hace más de una semana, que tales niveles de gobierno conocen esa situación pero no han puesto manos a la obra.

La reflexión es que los juarenses han decidido quién será su próximo alcalde y su próxima gobernadora. Ambos han iniciado la integración de sus respectivos equipos de trabajo. Esperemos que hagan la selección de forma lo suficientemente escrupulosa para que luego no anden con vergüenzas como la presente: obras tiradas por todos los rumbos de la ciudad.

***

Es conocido que el semáforo es utilizado como mero escaparate para justificar los errores en el combate al Covid.

Extrañamente se anticipa desde hace dos semanas que viene el color verde, pero contrario a ir permitiendo cada vez más el retorno a la normalidad, se dejan las manos sueltas a los inspectores para hacer de las suyas.

Tienen asolados a los salones de baile y recepciones con multas y por supuesto, la puerta abierta a la corrupción, para hacerse de la vista gorda cuando sea necesario.

No entienden los empresarios del ramo como es que se publicita la reducción drástica de los indicadores, contagios, defunciones, hospitalizaciones, intubados, ocupación y un largo etcétera, y ellos siguen con la bota al cuello.

El amarillo es auténtico rojo, como pudiera ocurrir con el verde, porque las restricciones se sostienen contra toda lógica.

Se presumen las millones de vacunas aplicadas, incluso se les piden donativos a los empresarios para poder contratar los insumos necesarios para la operación, y ellos terminan siendo víctimas de la persecución oficial.

El colmo es la última reunión sostenida por la Secretaría del Bienestar, personal del ejército y funcionarios estatales, con los empresarios, a quienes les pidieron dar un último estirón con ayudas en dinero o en especie.

Porque resulta que no existe ni un cinco partido por la mitad para hacer frente a dichos gastos, ni del Estado ni de la Federación. Por supuesto, el detalle causó molestia e irritación, más en un contexto de multotas y ratotas sueltas haciendo su agosto, aprovechándose del manejo errático del semáforo.

***

A unos días de que el Instituto Nacional Electoral (INE) comience el reparto de las diputaciones de representación proporcional, en Morena ya tienen los cálculos de quienes habrán de entrar por la primera circunscripción a la que corresponde Chihuahua.

Dos juarenses van en las posiciones principales: el alcalde con licencia Armando Cabada y la polémica abogada laboralista Susana Prieto Terrazas. Ellos ya tienen curul asegurada, pues se espera que entren los enlistados del uno al 15... o al 17 como mucho.

Según el resultado electoral que obtuvo el partido guinda en los cinco estados que conforman la circunscripción, es aquí donde podrían entrar menos cantidad de legisladores por la vía plurinominal.

El avance morenista es notable en los estados de la región electoral (Baja California, Baja California Sur, Durango, Jalisco, Nayarit, Sinaloa, Sonora y Chihuahua), pues salvo la entidad más grande del país, que permanece como ínsula azul, en todos los demás es innegable la penetración guinda.

De ahí que no haya muchos plurinominales seguros a partir del número 15, pero tanto el exindependiente como la abogada -que es el terror de la maquila desde Juárez a Matamoros- ocupan posiciones privilegiadas. Tercera y sexta nada más.

Con posibilidades cercanas al cero se encuentra otra chihuahuense, Mónica Borruel Macías, hija del mala fama exalcalde de Chihuahua, excandidato a gobernador por el PAN y excandidato a diputado federal por Morena, Carlos Borruel Baquera.

La también regidora capitalina va en el lugar 18 de la lista de plurinominales morenistas. Fue lo más que alcanzó a negociar el exfuncionario corralista por ir de abanderado en el distrito más panista del país, el sexto federal, donde la aplanadora de Laura Contreras le pasó por encima.

Así que ni de milagro le alcanzaría al apellido de escándalo de los expanistas, lo que indudablemente los morenos de cepa ya debían tener calculado previamente.

***

El alcalde electo de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, ya hizo lo necesario en el Senado de la República para mantener el fuero de aquí a septiembre. No ha de querer sorpresas en el tiempo que le queda al régimen de su virulento compadre, “La Brocheta” Corral, que está por dejar el cargo de gobernador. Ahora ese mote le ha sido colocado por los panistas de la ciudad de Chihuahua que así lo ven en el futuro, como “La Brocheta”

El morenista aprovechó el limbo jurídico de los legisladores en materia electoral. Es decir que pudo ser candidato sin separarse totalmente del cargo.

Sin sueldo y sin laborar en las comisiones a las que estaba asignado, Pérez Cuéllar hizo campaña con su fuero constitucional, que mantiene independientemente de si se reintegra o no en estas semanas a sus labores en la Cámara Alta.

Eso fue lo que amarró nuevamente en la capital del país de aquí a su toma de protesta como presidente municipal para el trienio siguiente. E hizo bien, porque separarse de su cargo como senador y del fuero en los últimos meses de la administración corralista representa un riesgo.

De esta forma, el juarense se centrará en preparar el plan de gobierno para un arranque que le permita un comienzo con solidez y genere una buena percepción de la población a futuro.

Desde luego que, a la par, debe preparar el plan de la reelección para 2024, que sin duda está atado a los resultados que logre en su primer periodo.

Para ello deberá cuidar las relaciones con el centro del país, principalmente con su jefe el coordinador de los senadores morenistas, Ricardo Monreal Ávila y desde luego con quien despacha en Palacio Nacional, de quien dependen gran parte de las decisiones.

close
search