Opinión

Editorial - Ruta troncal: ‘Pinocho’ Corral y sus fake news

En pleno arranque de la troncal en la Gómez Morín, están abandonados desde hace un mes los trabajos de la BRT-2 en una de las principales y más céntricas calles de Juárez

El Diario de Juárez

viernes, 26 marzo 2021 | 08:39

En pleno arranque de la troncal en la avenida Gómez Morín, están abandonados desde hace un mes los trabajos de la BRT-2 en una de las principales y más céntricas calles de Ciudad Juárez, nada menos que la 16 de Septiembre.

Esto a pesar de las quejas de los vecinos, empresarios y ciudadanos afectados en toda la ciudad por los retrasos en la obra, y se debe principalmente a la ineptitud y terquedad de Javier Corral Jurado, el gobernador.

Bonito asunto… es el colmo de los colmos. Bien justificados están los afectados que desconfían del plan de movilidad promovido desde la capital del estado por su equipo mediático y de obras públicas con discursos, medias verdades e imágenes futuristas.

Sin otros pretextos mejores que los ya conocidos: echar la culpa a la constructora encargada –por cierto, empresa escogida por el mismo Gobierno–, quejarse por la resistencia que generan los cambios “positivos” a largo plazo, o por la pandemia, Corral insistió recientemente en seguir adelante con el proyecto de la segunda fase de la ruta troncal en la Gómez Morín, justificándose en consultas populares prefabricadas a la medida para sus propósitos.

Su gobierno fue criticado por ese proyecto desde el inicio, ya que había y sigue habiendo problemas sanitarios, de pavimento y de violencia más importantes en qué invertir. Pero ya que Corral se aferró, mejor hubiera sido acabar primero la primera fase y luego evaluar los resultados y el aprendizaje obtenidos para planear mejor la segunda.

Sin embargo, como los malos resultados siguen demostrando, la presión política para arreglar la imagen del Estado entrando ya de lleno a las campañas por la gubernatura, ha sido más importante para tomar sus decisiones. Mientras, los reclamos de gran parte de la sociedad juarense para una mejor planeación, y resultados más eficaces, no han sido prioritarios en su mandato.

Fiel a su estilo, el Gobierno responde a sus críticos justificándose echándole la culpa a otros, o a través de declaraciones confusas y falsas a los medios nacionales, utilizando su estructura mediática para promover sus campañas de fake news o intimidando legalmente a sus adversarios.

Los juarenses están cansados de su retórica. Le exigen que cumpla con sus promesas y trabaje rápido para resolver el atraso en las obras y los problemas de tráfico que éstas generan, especialmente en horas pico. Ya no se diga las molestias para ir al Centro de la ciudad o los problemas económicos que su negligencia como gobernador generan para los negocios afectados.

Siempre se supo, no se terminarían los trabajos de la troncal a tiempo, aunque el aparato mediático de Corral insista en sus campañas publicitarias para justificar esta obra.

Corral ya ha sido desaprobado ampliamente por su haraganería para gobernar, las encuestas y redes lo demuestran, y es que tiene por costumbre tratar de resolver todo con retórica e intimidación, en lugar de poner el ejemplo con más trabajo y humildad.

Las campañas políticas están oficialmente en marcha, y si pierden los principales candidatos del PAN para la gubernatura, municipios, diputaciones y otros puestos burocráticos, deberán agradecérselo en gran parte a Corral Jurado y su controversial gobierno. Pero como el problemático niño de madera, Pinocho, él seguramente seguirá culpando a la pandemia, a los medios, a los constructores, a los transportistas, a los maestros o a los ejidatarios ad infinitum…

close
search