Nacional

Urgen extremar medidas en asilos por coronavirus

Del 5 al 20 de mayo, se registraron brotes en nueve casas de atención para adultos mayores en el país

Reforma

César Martínez y Óscar Uscanga
Reforma

domingo, 24 mayo 2020 | 11:06

Ciudad de México.- El pico alto de la fase tres de la contingencia nacional por el nuevo coronavirus alcanzó a la población más vulnerable en algunos asilos del país.

En sólo 15 días, del 5 al 20 de mayo, se registraron brotes en nueve casas de atención para adultos mayores ubicadas en ocho municipios de seis estados. El saldo: 21 muertos y 154 contagiados.

El primer caso se registró en Nuevo León el 5 de mayo y hasta ahora es la entidad más afectada: tres brotes en casas de cuidados ubicadas en los municipios de Guadalupe y Monterrey, lo que ha dejado 6 muertos y 93 contagiados, entre residentes y personal.

Los otros brotes se han reportado en Tabasco, Morelos, Baja California, Chihuahua y Coahuila con 15 decesos y 61 contagios.

Para expertos en atención a este grupo de población, las autoridades deben verificar de manera urgente que las medidas de prevención sean exhaustivas en los asilos y ubicar posibles riesgos para evitar escenas trágicas de muertes masivas como las registradas en Europa.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mitad de todas las muertes relacionadas con Covid-19 en Europa han ocurrido entre residentes de centros de cuidados para adultos, lo que calificó como una "tragedia humana inimaginable".

Ana Luisa Gamble Sánchez-Gavito, directora de Atención Geriátrica del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam), afirma que el contagio sólo puede darse cuando no hay el cuidado necesario en las medidas preventivas.

"¿Por qué se puede dar?, porque no pones cuidado en las medidas o en el personal que entra y sale, que son los trabajadores; tienen que ser medidas exhaustivas, no puedes descuidar nada", indica en entrevista.

Refiere que el Inapam tiene 6 instituciones de cuidados prolongados, uno en Guanajuato, otro en Tuxtepec y cuatro en la Ciudad de México, con una población de 130 adultos mayores.

En ninguno, asegura, hay contagios, ni de residentes ni del personal.

"Todos los días reforzamos y hablamos de cómo se tiene que respetar el protocolo, hemos tenido avisos de un familiar lejano, de un trabajador enfermo, entonces a él lo retiramos 14 días. Tenemos muchas personas funcionales que suelen salir y entrar del instituto, que tienen negocitos, y les pedimos que no salieran".

Ante los contagios, urge al personal encargado de los asilos a revisar el protocolo de prevención que elaboraron en el Inapam.

"En este tipo de lugares, por la concentración de las personas, son indispensable todos estos cuidados preventivos: aseo de manos, tomarle la temperatura a los trabajadores, que se cambien de ropa al llegar, utilizar tapabocas en la medida de lo posible y no acercarse a las personas, a excepción de a quienes tienen que asistir para cambio de ropa o ir al baño", externa.

Por su parte, Luz Esther Rangel López, ex coordinadora de la Clínica de la Memoria del Inapam, llama a los directores de los centros a analizar el contexto de su personal para saber si pueden estar en riesgo de contraer coronavirus y contagiarlo a los adultos mayores.

"Saber si las personas que atienden toman medidas de transporte público, si viven con familias, si han tenido contacto con alguien que haya padecido esta enfermedad", explica.

De esta forma, afirma en entrevista, se podrán tomar decisiones aunado a las medidas de higiene.

"También, se tienen que integrar a los análisis de riesgo, el tamaño de las instalaciones, quiénes son los adultos mayores con factor de riesgo, en qué zonas del recinto conviven más personas", abunda.

Plantea además que debe asegurarse que el personal sepa cómo manejar a los adultos mayores y explicarles la contingencia.

"Sobre todo con personas con demencia o que no alcanzan a comprender las medidas higiénicas, de aislamiento, evitar el abrazo y el beso con familiares, con otras personas, son ambientes extraños a su cotidiano vivir, el personal tiene que entender qué está sucediendo para poderlos proteger".

Otro factor importante, agrega, es evitar que los adultos mayores estén frente a noticias que relaten los casos de contagio y muerte en el exterior porque, asegura, será difícil para ellos entender esa realidad sin entrar en angustia o estrés.

"Va a ser difícil que las personas asiladas entiendan a su nivel qué es lo que está pasando, o tienen algún tipo de deterioro o están por fuera de una realidad, y evitar que vean programas de televisión donde estén hablando de todas las tragedias, grandes tragedias, porque puede que no las capten al 100 por ciento y se angustien".

A nivel nacional, el Inapam calcula que haya alrededor de mil 500 asilos.