Nacional

Espera la SFP investigar más hospitales

La Secretaria de la Función Pública hará más visitas a los nosocomios del sector salud para supervisar su funcionamiento, recibir quejas y denuncias

Reforma

Reforma

viernes, 07 febrero 2020 | 12:55

Ciudad de México— La Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, informó que la dependencia a su cargo realizará más visitas a los hospitales del sector salud para supervisar su funcionamiento y recibir quejas y denuncias.

Entrevistada tras una firma de convenio de colaboración con el Representante Residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la funcionaria dijo que los problemas en el sector salud no se generaron en la actual Administración, sino que vienen de sexenios pasados.

"Vienen de la privatización, de la subrogación y en muchos de estos institutos está el problema de la subrogación de las farmacias, porque empresas privadas se comprometen en un contrato a dar las medicinas, los servicios, los insumos para las curaciones y no se cumple con esto", indicó.

En la víspera, acompañada del Secretario de Salud, Jorge Alcocer, Sandoval recorrió el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía y el Instituto Nacional de Pediatría, que han sido señalados por registrar falta de medicamentos y realizar el cobro de cuotas de recuperación.

En el caso del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, que se le acusó desde la Presidencia de la República de no querer aplicar la gratuidad por tener un contrato preexistente para la entrega de medicamentos, la Secretaria dijo que existen denuncias, lo mismo que en el de Pediatría.

"El de Neurología nos llamaba la atención, tengo que señalarlo, porque no sé había aclarado si iba a participar en este esquema de gratuidad, no se había sumado el convenio de gratuidad, pero nos informa el director ayer que está en la mejor disposición", comentó.

Durante su recorrido, Sandoval recogió las quejas de personal médico por la falta de insumos básico como gasas, guantes y jabón, o bien, por una supuesta mala administración al arrendarse equipo médico que no se necesita.