Nacional

Dio García Luna datos privilegiados a empresarios

El exsecretario de Seguridad Pública presuntamente vivió en residencias de ellos

Reforma
miércoles, 13 marzo 2019 | 11:40
Reforma

Ciudad de México— El exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, vivió en dos residencias de lujo en Miami propiedad de empresarios a los que proveía de información privilegiada del Gobierno, reveló Univisión.
La cadena informó que a partir de una multa de tránsito a García Luna se pudo conocer su vínculo con una mansión de 3.3 millones de dólares en Golden Beach y después con un penthouse de 2.3 millones en Aventura, Florida, ambas propiedades de un grupo empresarial de la familia Weinberg.

"El grupo, con presencia en Israel, Panamá, México y Estados Unidos, es uno de los principales proveedores de equipos y tecnología de seguridad israelí en Latinoamérica", describe el reportaje firmado por Peniley Ramírez.
El empresario Alexis Weinberg reconoció la relación de su padre, Samuel Weinberg, con García Luna cuando trabajó en el hoy extinto Cisen en los años 80.
También admitió que el exfuncionario les rentó a ellos las dos propiedades en Florida.
Los Weinberg son propietarios de Icit, una firma de inteligencia cuya filial mexicana recibió, según el reportaje de Univision, información privilegiada de la Secretaría de Seguridad Pública al mando de García Luna y su entonces coordinador de asesores, José Antonio Polo, quien era jefe de la empresa.
José Antonio Polo dijo a la cadena que nunca trabajó para Icit mientras estuvo como servidor público en el Gobierno.
Icit utilizaba al menos un programa de seguridad israelí llamado NiceTrack para rastrear información, interceptar comunicaciones y conocer la ubicación física de sus usuarios.
"Según documentos obtenidos por Univision, NiceTrack fue vendido en 2008 por la familia Weinberg a la Secretaría de Seguridad Pública, a través de su división de Policía Federal. Weinberg y su socio Natan Wancier lo aceptaron durante la entrevista para esta investigación. Sin embargo, negaron que se usara de manera anómala para acceder a datos confidenciales", señala el reportaje.
Tanto los Weinberg como Wancier han obtenido contratos de seguridad con el Gobierno mexicano y participaron en la venta de un software de espionaje al Gobierno de Ricardo Martinelli en Panamá, según documentos obtenidos por Univision en colaboración con reporteros de La Prensa de Panamá.