Nacional

Dieron gobernadores poder a exgeneral

Con Cienfuegos los militares tomaron control en Sinaloa, Nayarit, Estado de México, Veracruz, Puebla y Guerrero, entre otras

Tomada de internet

Iris Velázquez
Agencia Reforma

domingo, 18 octubre 2020 | 06:00

Ciudad de México– Gobernadores del PRI y el PAN entregaron al general Salvador Cienfuegos el control de la seguridad pública en zonas conflictivas de inseguridad. Y la delincuencia antes de bajar, creció. 

Con Cienfuegos los militares tomaron control en Sinaloa, Nayarit, Estado de México, Veracruz, Puebla y Guerrero, entre otras.

En las dos primeras se consolidó el poder del Cártel del “Chapo” Guzmán y del H-2, cárteles que, según las indagatorias estadounidenses protegía Cienfuegos. En el Estado de México la delincuencia creció exponencialmente; en Veracruz, se triplicó el homicidio doloso; en Puebla las tomas clandestinas crecieron mil por ciento. 

En Sinaloa, el gobernador Quirino Ordaz aceptó que la seguridad fuera regida por militares con la condición impuesta por Cienfuegos de colocar a sus mandos en puestos clave de la seguridad pública. 

En el Estado de México, con el gobernador Eruviel Ávila, le fueron encomendados al Ejército el control operativo de 25 municipios de alta delincuencia como los de la zona oriente, pero, a pesar del despliegue castrense, la violencia se agudizó.