Juárez

Tiene terreno de Corral embargos por 30 mdp

Investigación exhibe múltiples irregularidades en predio que el gobernador se adjudicó para ampliar su casa

El Diario de Juárez

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

martes, 24 septiembre 2019 | 08:32

SEGUNDA DE DOS PARTES

Ciudad Juárez— El terreno urbano con el que el gobernador del estado, Javier Corral Jurado, amplió recientemente el patio de su casa ubicada en la esquina de la calle Ignacio de la Peña y Costa Rica de esta ciudad, tiene tres embargos que en conjunto superan los 30 millones de pesos, equivalente a más de 58 veces el costo del predio que se habría adjudicado indebidamente.

Los embargos están anotados en la escritura del Registro Público de la Propiedad y del Notariado que existe sobre el lote de la calle Costa Rica número 179, hacia donde el mandatario extendió su residencia por la colindancia, luego de que por décadas fuera una finca abandonada.

Superan embargos 58 veces el valor comercial del predio

La propiedad, de 277.64 metros cuadrados, que continúa apareciendo a nombre de Francisca Muñiz Viuda de Pérez, indican que los embargos son de 1992 y siguen vigentes.

Dos de los embargos son –en conjunto– por 119 mil 363 dólares y otro más es por 26 millones 966 mil 667 pesos, según certificados del Registro Público de la Propiedad en poder de El Diario.

El primero de ellos lo requiere el Banco Inverlat, con fecha de 29 de junio de 1992 y está vigente por 26 millones 966 mil 667 pesos y ampara el 33 por ciento de esa propiedad, según consta en los archivos oficiales.

El segundo embargo tiene fecha del 15 de julio de ese mismo año a nombre de María del Carmen Castillo, por la cantidad de 58 mil 250 dólares, consta en el Registro Público.

Este último fue contra “Proveedores S.J.I”, S.A. DE C.V, donde aparentemente José Sergio Pérez Muñiz, hijo de la propietaria, firmó como aval y le embargaron otro 33% de la propiedad, ordenado por el juez Primero de lo Civil, como en el caso del Banco Inverlat.

Un tercer embargo corresponde a Antonio Nevárez Rodríguez, con fecha del 16 de julio de 1992, por 61 mil 113 dólares, también vigente.

Los datos oficiales del Registro Público citan que hubo un cuarto embargo a nombre de Homero Valenzuela Campos, por 27 mil dólares.

Los documentos del terreno confirman que el embargo de Valenzuela Campos fue contra Carlos Hernández Valenzuela.

Aparentemente, José Sergio Pérez Muñiz firmó como aval y le embargaron en segundo lugar el 33% de la propiedad, ordenado también por el juez Primero Civil. Este embargo fue cancelado en 2003 por el Juzgado, según las observaciones en la escritura del predio.

En el Impuesto Predial de dicha propiedad aparece aún como contribuyente Francisca Muñiz Viuda de Pérez, de la dirección Costa Rica 179.

Alguna persona pagó el 30 de noviembre de 2018 la cantidad de 3 mil 687 pesos para poner al corriente el estado de cuenta de ese impuesto municipal, con clave catastral 01-034-064-006-0000, de acuerdo con el recibo 28288 que aparece en la oficina de Catastro municipal.

En los datos del terreno –adjudicado por Corral Jurado para agrandar el patio de su vivienda– en el Registro Público de la Propiedad y del Notariado no aparece ninguna inscripción sobre operaciones de compraventa del mismo.

El gobernador aceptó ayer que cuenta con una promesa de compra del terreno en cuestión, aunque no mostró ningún documento que avalara su dicho. De esa manera el mandatario justificó haber realizado la ampliación de su propiedad, de la calle Ignacio de la Peña y Costa Rica, hacia la avenida 16 de Septiembre, en los nuevos 277.64 metros cuadrados de patio.

Según un experto de bienes inmuebles consultado ayer, quien pidió mantenerse anónimo, en el supuesto caso de que el gobernador hubiera adquirido ese bien inmueble bajo promesa de compra con un acuerdo ante particulares, tendría que pagar los embargos que tiene el predio, para poder registrarlo a su nombre en el Registro Público de la Propiedad.

Pero los embargos vigentes suman actualmente un total en moneda nacional de más de 30 millones de pesos, que supera 58 veces el valor comercial del terreno cuestionado, estimado en 525 mil pesos según el costo por metro cuadrado en esa zona.

Javier Corral cuestionó ayer a El Diario por la primera parte de este reportaje publicada ayer lunes y antepuso el mismo discurso de siempre, de que se le trataba de calumniar, pero en su derecho de réplica no ofreció una explicación clara de cómo se hizo de esa propiedad que estuvo abandonada al lado de su casa y que, desde hace tres meses, comenzó demoler lo que quedaba de la antigua finca de adobe y a construir bardas de bloque para ampliar el perímetro de su propiedad.

La investigación de El Diario sobre este tema inició hace aproximadamente tres meses, cuando arrancaron los primeros movimientos de urbanización en el terreno que resultó ser propiedad, desde hace 58 años de Francisca Muñiz Viuda de Pérez y originalmente de su esposo, José Pérez Martínez, fallecido en noviembre de 1965.

El Diario le dio seguimiento en esos tres meses con un dron al avance de la obra, que se hizo de manera discreta obstruyendo con tablas la visibilidad hacia el interior del terreno. En ningún momento se exhibió un permiso de construcción.

Ayer se buscó en Desarrollo Urbano del Municipio si existía algún antecedente de permiso de construcción en esa dirección de la calle Costa Rica 179, pero la responsable de la oficina, Zulema Galizia, informó que era información confidencial que no estaba autorizada a proporcionar.

Despojo, hasta 7 años de prisión por autoría intelectual

De acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales vigente, el delito de despojo es castigado actualmente con penas que van desde los seis meses hasta los cinco años de prisión. Se aumentará hasta siete años a los autores intelectuales, dice la ley.

Las circunstancias, al presuntamente invadir la casa contigua abandonada de la calle Costa Rica número 179, habrían de alcanzar en este delito al gobernador del estado, ya que se trata de anexarla a una propiedad que está a su nombre y que sería beneficiada con la ampliación de esa finca convertirá ahora en terreno.

El artículo 232 del capítulo IX de dicho código, que alude al delito de despojo, dice textualmente lo siguiente:

“Se aplicarán de seis meses a cinco años de prisión y multa de cincuenta a quinientas veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización, a quien por medio de la violencia sobre las personas, o sin el consentimiento de quien legalmente pueda otorgarlo, o por engaño:

I.- Se posesione materialmente de un inmueble ajeno o haga uso de este o de un derecho real que no le pertenece.

II.- Se posesione materialmente de un inmueble de su propiedad, en los casos de que no pueda disponer o usar de este, por hallarse en poder de otra persona por una causa legítima o ejerza actos de dominio que lesionen derechos del ocupante”.

El artículo 233 dice: “Si el despojo se realiza por dos o más personas, además de las penas señaladas en el artículo anterior, la pena se aumentará de uno a seis años de prisión. A los autores intelectuales y a quienes dirijan la ejecución, además de las penas señaladas en el artículo anterior, se les aumentará de dos a siete años de prisión”.

Poca transparencia en los bienes de Corral

El Diario no encontró ninguna declaración patrimonial de Javier Corral Jurado que haya hecho pública, a partir de la que rindió en mayo de 2016, cuando era candidato a gobernador y donde suma sus bienes inmuebles en 15 millones 586 mil 107 pesos.

Datos de transparencia indican que el gobernador de Chihuahua recibe al mes 163 mil pesos, mientras que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, gana 108 mil 248 pesos mensuales.

En los cinco años del período de gobierno (2016-2021) de Corral Jurado, su sueldo íntegro sería de 9 millones 780 mil pesos. Hasta la fecha, en casi tres años al frente de la gubernatura, Corral habría obtenido ingresos por 5 millones 705 mil pesos de su salario.

Javier Corral poseía, en el año de 1988, hasta antes de ocupar cargos de elección popular, una casa a crédito sobre la calle Canitzan número 6222 de esta ciudad, de 150 metros cuadrados y con un costo de 25 mil pesos.

Según lo que Corral expone de su patrimonio en el 2016, ante el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) las casas y departamentos que adquirió en 28 años, ocupando cargos de representación proporcional como diputado y senador, fueron compras al contado.

En la declaración 3 de 3 del año 2016 de Corral sobresale la adquisición de buena parte de sus bienes cuando fue senador de la República de la LXII Legislatura, a partir de julio de 2012.

Durante esa gestión compró cinco propiedades en las ciudades de Chihuahua, Juárez, Cuauhtémoc y Mazatlán, con un valor conjunto de 9 millones 885 mil pesos.

En ese entonces el actual gobernador de Chihuahua pagó un millón de pesos por obras de arte al contado, en el año 2014, según su declaración publicada.

Antes de eso, también como senador plurinominal por Chihuahua, pero en la LVIII Legislatura, Corral compró entre los años 2002 al 2005 una cabaña en Basaseachi, una casa en Chihuahua y otra en Cuauhtémoc que, de acuerdo con su declaración patrimonial, costaron todas 2 millones 135 mil pesos.

En vehículos propios el mandatario declaró, en su 3 de 3, que posee un Renault 2004 que tiene un valor de 70 mil pesos; un Mitsubishi 2006, de 160 mil pesos; un Honda Pilot modelo 2013, con precio de 529 mil 900 pesos y una Toyota Siena también 2013 que costó 350 mil pesos, para un total de un millón 109 mil  900 pesos.

El menaje de casa del gobernador, según declaró hace tres años, tuvo un costo de un millón 500 mil pesos.

Pero sus declaraciones patrimoniales que rindió antes de ser electo gobernador, aparte de no estar actualizadas desde hace casi tres años, han sido cuestionadas.

Desde que Corral Jurado dio a conocer su patrimonio, el 12 de mayo del 2016, el priista Fermín Ordóñez Villagrán aseguró que no aportó datos reales y que los salarios que ha obtenido en la función pública no le alcanzan para todas las propiedades que realmente tiene, según dijo.

Indicó que Corral contaba con 15 propiedades antes de ser gobernador y no las 9 que declaró, además que nunca se ha sabido que el mandatario haya realizado inversiones para contar con esos recursos millonarios.

Aseguró que cuenta con fincas en Estados Unidos, que se ha reservado dar a conocer a pesar de que siempre ha manejado la bandera de ser transparente.

“Corral Jurado ha dicho ser un hombre transparente, claro, enemigo de la falsedad, pero ha quedado demostrado que miente y no es claro en su declaración patrimonial”, expuso Ordoñez.

El Diario encontró que al menos dos propiedades de Javier Corral Jurado, inscritas a su nombre en septiembre del año 2002, en la sección primera del libro 3251, inscripción 70 y 71, respectivamente, no se habrían registrado en la declaración patrimonial de Corral, como candidato a gobernador, en mayo de 2016.

Estas serían una finca urbana de 51. 42 metros cuadrados y otra de 746 metros cuadrados, ambas en el lote 17, manzana 4 del fraccionamiento Rincones de San Marcos, para uso plurifamiliar.

En la 3 de 3 que declaró voluntariamente, ante el Instituto Mexicano de la Competitividad, Corral aceptó tener los siguientes bienes, como candidato a cargo de elección popular en 2016:

En Juárez, una casa comprada a crédito en 1982 con costo de 25 mil pesos, un departamento adquirido en el 2014 de contado, a un precio de 3 millones 810 mil pesos, así como otra vivienda de 750 mil pesos en el 2016.

En ninguna de las propiedades ubicadas en Ciudad Juárez mencionó entonces que compró inmuebles en el año 2002, que aparecen a su nombre en el Registro Público de la Propiedad de fecha 6 de septiembre, como lotes en Rincones de San Marcos.

En ese año, 2002, aparece en la declaración de Corral únicamente una casa comprada en Basaseachi al contado, con valor entonces de 450 mil pesos.

Otros inmuebles que destacan son dos casas en Chihuahua capital, compradas en 2005 y 2014, con valor de un millón 300 mil pesos y un millón 400 mil pesos, respectivamente.

En Ciudad Cuauhtémoc, Javier Corral, adquirió dos departamentos, en los años 2004 y 2014, con un costo entonces de 385 mil y un millón 675 mil pesos, respectivamente.

La novena propiedad declarada por Corral es una casa de 180 metros cuadrados, con 220 de construcción, en Mazatlán, Sinaloa que le costó 2 millones 250 mil pesos.

La casona de Chihuahua

De las propiedades más importantes de Javier Corral, incluso considerada emblemática por haber pertenecido a uno de los pioneros del PAN en Chihuahua, destaca la casa estilo californiano que compró en la capital del estado y convirtió en su despacho particular.

La vivienda se ubica en pleno Centro de Chihuahua y el mismo gobernador ha aceptado públicamente ser el dueño en declaraciones a medios de comunicación.

Se trata de una casona antigua de aproximadamente 200 metros cuadrados de superficie, de dos plantas, que está ubicada en la esquina de avenida Independencia y Nicolás Bravo y que perteneció a Guillermo Prieto Luján, distinguido por el panismo chihuahuense como uno de sus pilares fundadores.

La casa fue adquirida por Corral para rescatarla y en memoria de Prieto Luján, por quien ha expresado admiración. La compra es la realizada en el 2014 por un millón 400 mil pesos, cuando la casona se encontraba en condiciones de abandono, por lo que se invirtieron en su restauración otros varios cientos de miles de pesos.

Primero fue destinada a despacho particular y actualmente la renta al senador Gustavo Madero y a los diputados federales panistas Miguel Riggs y Patricia Terrazas, que tienen en ella su casa de enlace, según se conoció.

Gobernador ‘de vuelo’

De acuerdo con reportes de la unidad de transparencia, el ejecutivo estatal realiza por lo menos un viaje cada dos días en aeronaves propiedad de Gobierno del Estado.

En promedio tiene 18 vuelos al mes desde que inició su administración en el 2016.

Del primero de enero al 23 de agosto de este año, ha realizado 142 vuelos; 57 de los viajes fueron en helicóptero y 85 en avionetas.

Las aeronaves del Gobierno del Estado que utiliza son un Cessna Citation CJ3 con matrícula XC-GDC, un Turbo Commander 1000 y el helicóptero Bell 407 con matrícula XC-CUU.

El año pasado Corral hizo 218 viajes, es decir 18 por mes, de estos fueron 136 en avionetas y 82 en helicópteros. De agosto a diciembre del 2017 el mandatario se trasladó 211 veces por aire a sus eventos. 

mvargas@redaccion.diario.com.mx