Juárez
Por posible coronavirus

Temió salir muerto del IMSS; falleció en su casa

Creen que se contagió en su lugar de trabajo

El Diario

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 13 abril 2020 | 09:57

Ciudad Juárez.- “Fernando” murió la madrugada de ayer en su casa, se desvaneció frente a su familia. Tenía diez días con síntomas: primero dolor de garganta y fiebre, luego tos seca y problemas para respirar. Su causa de muerte es posible coronavirus (Covid-19) y su cuerpo será cremado sin una necropsia.

“Fernando”, cuyo nombre fue cambiado por seguridad de su familia, tenía 44 años de edad, dos hijos y trabajaba en una maquiladora de reparación de cajeros automáticos traídos de Estados Unidos. 

Él sabía que era un posible portador, tuvo temor a que lo aislaran y lo dejaran morir en el hospital.

“Empezó a sentirse mal desde el jueves (2 de abril), tenía dolor de garganta y mucha fiebre; fue al médico, lo atendió, le dio tratamiento y mejoró un poco... que era amigdalitis. Mejoró pero volvió a recaer el jueves o viernes de esta semana (9 ó 10 de abril). Le regresó otra vez la fiebre, siempre durante el tratamiento le iba y venía. Pero le volvió más alta y ese día la tos seca fue la señal de alarma”, narró su hermana.

Lo llevaron a la Cruz Roja, pero les dijeron que lo llevaran al Hospital General Regional número 66, ubicado en el sur de la ciudad, pero no quiso ir.

“Dijo: voy a ir y de ahí voy a salir muerto”, por lo que lo llevaron a su casa, donde lo atendieron con nebulizaciones, jarabes y tés, hasta que la madrugada de ayer su respiración comenzó a acelerarse.

“A las 2:00 de la mañana yo hablé al 911, me hicieron muchas preguntas. Pero la fiebre, la tos y la respiración son los tres indicadores de alerta (del Covid-19). Me pasaron a un doctor (en el teléfono) y dijo que se lo pasara, él no podía ni hablar, pero el doctor dijo que lo que tenía no era dificultad de respiración, que estaba estresado. Que monitoreara hundimiento en las costillas y mayor apertura de las fosas nasales. Y lo estuve monitoreando”, relató su hermana, vía telefónica.

A las 4:00 de la mañana, a “Fernando” le volvió a subir la temperatura y comenzó a temblar. Quisieron ayudarlo para que se levantara, pero se desvaneció. Su familia volvió a hablar al 911, donde volvieron a realizarle muchas preguntas. Unos 15 ó 20 minutos después arribó la ambulancia, pero aunque los paramédicos quisieron darle reanimación cardiopulmonar (RCP), ya había muerto.

“Ellos (los paramédicos) le hablaron a los ministeriales, tardaron como tres horas en llegar. Yo pedí que les hicieran la autopsia, pero me dijeron que no están haciéndolo (a casos con coronavirus o sospechosos), que él pasaba directamente a la funeraria, que no podía haber funeral y que iba a cremación”, narró su hermana.

Ante la zozobra de no saber si su familiar murió o no de coronavirus, ahora esperarán en cuarentena por su presentan los síntomas, lamentó.

“Yo creo que se pudo haber contagiado en el trabajo, porque los cajeros vienen de Estados Unidos y a veces traen dinero. Él era muy sano, pero un poquito gordito. Y cuando comenzó a sentirse mal la doctora de la maquila lo regresó a casa”, comentó.

Ahora la familia busca conseguir 9 mil pesos para el funeral. Que no se les haya permitido velar el cuerpo disminuyó los costos, yeligieron el servicio más económico, ya que otros costaban mínimo 18 mil pesos, aseguró la habitante del nororiente de Ciudad Juárez.

Hasta ayer Chihuahua registraba 70 personas contagiadas de Covid-19, 16 de las cuales habían muerto, 14 de ellas en Ciudad Juárez, informó Arturo Valenzuela Zorrilla, director médico de la Secretaría de Salud en la Zona Norte.

Del total, 14 pacientes se habían recuperado, nueve en esta frontera. Durante la conferencia informativa de ayer, Valenzuela indicó que al cierre del último reporte el número de defunciones se mantiene en 16, hay además 187 descartados y 132 sospechosos.