Juárez

Sin permiso para operar, maderería incendiada

Negocio ardió durante nueve horas y media

Araly Castañón
El Diario de Juárez

domingo, 13 junio 2021 | 09:58

El Diario de Juárez

Ciudad Juárez.- La tarimera de la colonia Reforma que se incendió la noche del viernes no contaba con el estudio de impacto ambiental, necesario para operar, dijo la directora general de Ecología, Margarita Peña Pérez.

El negocio afectado, denominado Maderas y Embalajes Roqueza, ardió durante nueve horas y media. En ese lapso, unos 20 bomberos trabajaron para extinguir las llamas y cinco resultaron lesionados por inhalación de humo o golpe de calor.

De acuerdo con el reporte de Bomberos, el fuego se reportó a las 9:30 de la noche en la avenida Reforma #3093. El equipo de emergencia arribó a las 9:35 y hasta las 6 de la mañana del sábado lograron controlarlo.

En el negocio de aproximadamente una hectárea fabricaban tarimas, y se quemó madera y aserrín.

El director de Protección Civil, Efrén Matamoros, reportó pérdidas totales. Oficinas, automóviles, remolques, montacargas, maquinaria, techos y bardas quedaron reducidos a cenizas.

Dijo que para apagar el fuego se utilizaron ocho máquinas extintoras y diez pipas de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, una de la Dirección General de Servicios Públicos municipales y otra privada.

Diez viviendas aledañas al negocio fueron evacuadas, pero no se registraron daños en la estructura de las mismas, únicamente se quemó el pretil, aseguró Matamoros.

“También muchos se fueron porque se fue la luz; yo creo que se quedaron con algún pariente, sin aire está pesado”, mencionó.

Por la radiación del incendio se quemó un transformador de electricidad frente al negocio afectado, por lo que se cortó la electricidad en la zona.

En el operativo de emergencia participaron la Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Seguridad Pública, Coordinación de Seguridad Vial y el Comité Local de Ayuda Mutua, así como paramédicos voluntarios.

“Entre voluntarios y todo eso andaban alrededor de 50 personas apoyando a los bomberos, que no les faltara agua, suero y refrescos”, explicó Matamoros.

Un segundo grupo llegó ayer a las 9:00 de la mañana para terminar con los rescoldos del fuego, que todavía sacaban delgadas columnas de humo de algunos lugares del negocio carbonizado.

“A las 9:00 de la mañana hicimos cambio de turno, el personal que está ahorita es personal descansado físicamente. Ya almorzamos temprano, para todo el día”, mencionó el capitán segundo del Departamento de Bomberos, Samuel Ávalos Pichardo.

Entre el grupo arribaron dos investigadores que determinarán las causas de la conflagración.

Aunque el viernes se registró una temperatura máxima de 41 grados centígrados (105 Fahrenheit), se descartó que el incendio fuera provocado por causas naturales, indicó el comandante. “Hay muchos factores, pero no tenemos algo en concreto”.

El director de Protección Civil dijo que el propietario del negocio deberá presentar esta semana ante la dependencia la documentación para saber si contaba o no con los permisos del Municipio.

“Va a presentar papeles, ya sería el lunes, para ver qué tipo de documentación tiene y ahí se va a ver qué procede”, mencionó Matamoros Barraza.

La directora general de Ecología, Margarita Peña Pérez, indicó que apenas el pasado 24 de mayo Ecología realizó una inspección al negocio, luego de que se presentó una solicitud para tramitar el estudio de impacto ambiental, pero el resultado fue negativo ante varias observaciones que se tenían que corregir.

Una de ellas es que se encontró una ‘montaña’ de aserrín que sobrepasaba la altura de la barda perimetral del establecimiento, además de mucho material fuera de orden que se acumulaba incluso fuera del negocio, sobre la calle, donde hay afluencia de personas y casas cercanas.

No es la primera vez que se incendia

El propietario del negocio, Luis Quezada, aseguró ayer en la mañana que contempla interponer una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, ya que se presume que el incendio fue intencional.

El hombre dijo que el negocio ya se había quemado, en menor proporción que ahora, el 26 de junio de 2018.

“Ya ha habido antecedentes de personas que habían incendiado aquí; el mismo día que se incendió Gonher, ese día incendiaron aquí. Se puso demanda en Fiscalía”, aseguró.

Los daños fueron totales, asentó, mientras al margen del predio, sobre unos trozos de bloques de una barda derrumbada, observaba cómo quedó el negocio.

“No sé qué va a pasar”, comentó Quezada. Dijo que en el lugar no había velador porque cuenta con un sistema de vigilancia de monitores y cámaras.

“El incendio fue después de las 8 de la noche porque todavía recibí alarmas aquí de movimiento, porque tengo sensores de movimiento”, mencionó.

Dijo que el negocio está en regla y hasta ayer en la mañana no tenía idea de cómo pudo haber ocurrido.

“La verdad no sé, es lo que vengo a hacer, una investigación, no sé si vamos a proceder a una demanda en Fiscalía para hacer una investigación”, mencionó.

Afirmó que en el establecimiento fabricaban tarimas y contaba con unos 45 empleados, quienes ayer ya no pudieron ingresar a su lugar de trabajo.

close
search