Juárez

Sentencian a chofer de Uber por prostituir a mujer

Lo condenan a 20 años de cárcel y pagar 159 mil 980 pesos para reparar el daño

Staff / El Diario de Juárez
sábado, 09 marzo 2019 | 06:00
Staff / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Un chofer del servicio Uber ayer fue sentenciado a 20 años de cárcel así como a pagar 159 mil 980 pesos de multa y reparación del daño, al ser considerado culpable del delito de trata.

El sentenciado es Marco Antonio Medina del Río, de 25 años de edad.

En la acusación formulada por una agente del Ministerio Público (MP) y que fue probada en este juicio oral, número 209/18, se estableció que de mayo al 14 de agosto del 2017 Medina Del Río traslado a la víctima (de identidad protegida) “con fines de explotación a través de la prostitución a diversos hoteles, moteles y domicilios ubicados en Ciudad Juárez”. 

Además se señaló que los servicios sexuales de la víctima se ofrecieron en una página de internet denominada “Locanto”, por parte de una persona únicamente identificada como Arturo y se estableció que por cada servicio sexual la víctima cobró mil 200 pesos de los cuales 500 eran para Arturo, 500 para la afectada y 200 pesos para Medina Del Río.

La víctima declaró ante el Tribunal de Enjuiciamiento unitario, presidido por la jueza Ramona Lizeth Bustillo Ramírez, que ella se prostituía por determinación propia y que el ahora sentenciado es su amigo y lo contrató para que le diera el servicio de Uber, para llevarla a realizar su trabajo. 

Sin embargo, el Tribunal determinó que para la configuración del tipo penal de trata, previsto en los artículos 10 fracción III, 13 fracción IV, 40 y 41 de la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Trata de personas y para la Asistencia y Protección de las Víctimas, no importa si existe o no consentimiento de la parte ofendida. 

Sólo que es necesario para que se configure el delito es que el acusado haya participado y obtenido un lucro. Una de las agravantes que aumenta el castigo, es que la víctima haya estado en una situación de vulnerabilidad. 

En este caso la afectada es madre soltera y tiene cuatro dependientes económicos, dos hijos, una sobrina y también de su mamá, a raíz del fallecimiento del padre; vivió una situación de violencia extrema por parte de su expareja sentimental; vive en un entorno de pobreza; su nivel educativo es básico y su condición de mujer la sitúan en una posición de vulnerabilidad, consideró la jueza.

La resolutora dijo que en estos delitos es “difícil que las víctimas se perciban como víctimas”, más bien consideran que son beneficiadas y que obtienen un provecho; refirió que las palabras de la ofendida son un “discurso aprendido característico” de las personas que son sometidas a trata y afirmó que nadie puede consentir su propia explotación.

Al concluir la audiencia Medina fue regresado al Cereso 3 de Ciudad Juárez y su padre se retiró del recinto en silencio.


Marco Antonio Medina llevaba a la víctima a diversos hoteles, moteles y domicilios para explotarla sexualmente

Los servicios de la afectada se ofertaban en Internet, donde cobraba mil 200 pesos, de los cuales, sólo 500 eran para ella


[email protected]