Resguardan historia criminal de Juárez

Pocos investigadores han consultado los archivos de la Casa de la Cultura Jurídica

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez
jueves, 07 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Considerada como la primera mujer que lideró en Juárez una organización delictiva internacional, Ignacia Jasso fue sujeta a 11 procesos judiciales por diversos delitos federales, entre ellos el contrabando y las drogas. 

Cada uno de esos expedientes forma parte del Archivo Histórico de la Casa de la Cultura Jurídica (CCJ), una de las 45 que abrió la Suprema Corte de Justicia de la Nación en diversas ciudades en todo el país.

“Las Casas de la Cultura iniciaron como archivos judiciales, aquí tenemos los expedientes que emiten los tribunales judiciales del orden federal y cada casa tiene su propio archivo, el de nosotros data de 1910 hasta 1950, de ese año en adelante tenemos el archivo medio”, explicó Alejandra Domínguez González, encargada del área de vinculación.

Explicó que son pocos los investigadores que han consultado estos documentos oficiales, los cuales también son desconocidos por los ciudadanos, pese a que parte importante de la historia de esta frontera está concentrada en esos expedientes, agregó. 


Evidencian expedientes existencia de cárteles en 1925

Ayer fue día de visita guiada, la cual es gratuita y se ofrece al público en general. El recorrido muestra los amplios espacios que están acondicionados para que el visitante disfrute su estadía por varias horas.

Dentro del espacio adaptado para preservar los documentos oficiales se encuentran valioso expedientes históricos, como la resolución a un recurso de amparo interpuesto en 1925 contra la Administración de la Aduana Fronteriza, o bien, otro amparo obtenido por un abogado particular contra el Gobierno Municipal.

Ese expediente data de 1923, cuando el entonces presidente municipal, Manuel Azcárate, ordenó que la zona de tolerancia fuera retirada de la zona Centro y la envió a los límites de la ciudad.

El litigante que representaba a una veintena de trabajadoras sexuales, entonces identificadas como “meretrices”, sostuvo sus argumentos en la defensa de los hijos de las mujeres, ya que los niños permanecían en lugares inhóspitos y carentes de servicios.

La resolución judicial permitió que la zona de tolerancia regresara a la calle Mariscal, en la zona Centro.

“Hay una información enorme que puede ser muy útil para muchas personas. Podemos encontrar historias como la Ignacia Jasso que nos da una visión de aquella época donde el contrabando y la droga ya existían, ya existían los cárteles y aquí tenemos 11 expedientes de los procesos que se le llevaron, incluso uno donde la mandan llamar de las Islas Marías y los algodoneros la apoyan para que no se la lleven, estamos hablando del año 1925”, compartió.

Los expedientes cuentan además del documento, con algunos manuscritos, con fotos de la época.

“También tenemos historias en el ámbito social, hay muchos expedientes que nos hablan de la falta de equidad de género de la época, de cómo la mujer era sometida. Hay expedientes de mujeres que fueron juzgadas porque quedaron embarazadas y no estaban casadas”, agregó.

La Casa de la Cultura Jurídica ofrece además una biblioteca con más de 25 mil tomos, así como la base de datos en la cual se pueden hacer múltiples consultas, todo de manera gratuita, dijo Domínguez González. (Luz del Carmen Sosa / El Diario)

[email protected]