Juárez

No pierde el tino

Tras cerrar su negocio a causa de la pandemia, Silvia Adilene fabrica sus piñatas desde casa, ahora con la forma del virus

Cortesía / José Luis González

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 24 diciembre 2020 | 14:02

Ciudad Juárez.- Tras un 2020 marcado por la pandemia, Silvia Adilene Sánchez de la Cruz ofrece a los fronterizos un poco de humor mexicano con las tradicionales piñatas de cinco picos, pero con temática del nuevo coronavirus.

“Debido a la situación y a la sátira de los mexicanos empezamos haciendo piñatas de Covid y ahora pensando en las fiestas –decembrinas– hicimos las estrellas pero en Covid”, comentó la propietaria de Piñata Feliz, quien debido a la pandemia tuvo que cerrar su local en la avenida Insurgentes y ahora trabaja en su casa y entrega en los estacionamientos de los centros comerciales de la ciudad.

Las tradicionales piñatas de cinco picos son moldeadas con papel periódico, cartoncillo y papel china por la propia juarense, quien aprendió a hacer piñatas hace ocho años en El Paso, Texas.

Luego de que debido a la violencia fue cerrado el lugar donde trabaja mientras estudiaba la universidad, en ese tiempo recibió una oferta para ir a trabajar a la vecina ciudad para elaborar piñatas, actividad que terminó convirtiéndose después en un pasatiempo para regalar a sus amigos y luego en su forma de vida en esta frontera.

Este año, tras el confinamiento, Silvia Adilene tuvo que cerrar su local, pero el virus no terminó con su trabajo, el cual sigue realizando desde su casa.

“Debido a que las reuniones se pararon y ahora todo es muy en casa, estamos haciendo más pequeñas y estamos trabajando desde casa. Nos pueden contactar en la página de Facebook, nos encuentran como Piñata Feliz, hay un Facebook personal y una Fan Page, ahí nos mandan mensajitos y nosotros los atendemos”, comentó.

Las piñatas decembrinas de Covid también pueden ser vendidas en el cruce de las calles Texcoco y Panamá, donde llaman la atención debido a sus ojos y el número 2020.