PUBLICIDAD

Juárez

Ignoran a madre de paseño asesinado por guardia nacional

Fiscalía General de la República no le informa sobre la investigación, reclama

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 09 diciembre 2021 | 10:21

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Karla Sáenz con una foto de Juan Carlos, durante el funeral de su hijo

PUBLICIDAD

A 20 días de que un elemento de la Guardia Nacional asesinara a su hijo Juan Carlos Medina, de 19 años, Karla Sáenz Reyes reclamó ayer que no ha sido informada sobre los avances de la investigación ni ha recibido el dinero que el paseño llevaba en la cartera.

“No me regresan la cartera. En la Fiscalía General de la República (FGR) me dijeron que ya la habían mandado pedir porque no estaba con las pertenencias que les entregó la Fiscalía General del Estado (FGE), pero no me regresan nada. Mi hijo traía como cuatro mil 450 dólares, porque estaba juntando cinco mil dólares para comprarse un carro Mustang que quería, tenía cuatro mil y acababa de cobrar 450 dólares”, dijo ayer su mamá.

PUBLICIDAD

Juan Carlos, ciudadano estadounidense, fue asesinado por un agente de la Guardia Nacional el pasado 19 de noviembre a las 9 de la noche en las calles Francisco Villa y Tlaxcala, en el Centro de Ciudad Juárez, luego de que al ingresar a México por el puente internacional Paso del Norte-Santa Fe, presuntamente con dos armas de fuego calibre 9 milímetros, trató de huir a una revisión.

Según lo narrado ante la Fiscalía General del Estado por los oficiales que atestiguaron el hecho, “el elemento accionó el arma al verse en riesgo”, ya que “el joven le habría apuntado con un arma corta al oficial”.

Sin embargo, el lunes 22 de noviembre el fiscal de Distrito Zona Norte, Jesús Manuel Carrasco Chacón, indicó que el paseño “no tuvo oportunidad de accionar” el arma. Y de acuerdo con su mamá, testigos le aseguraron esa misma noche que él nunca sacó un arma.

Karla exigió ayer a las autoridades que le enseñen los videos de las cámaras de seguridad, donde se demuestre que su hijo le apuntó con un arma de fuego al oficial.

“Yo pido justicia, no tenía por qué matarlo, lo podía detener de otra manera. La FGR me dijo que no estaba a favor de nadie, que ellos están buscando testigos, pero ahora cuando voy ya nada más me dicen que están con el caso”, reclamó.

Juan Carlos trabajaba en Estados Unidos de lunes a viernes limpiando patios, con un sueldo semanal de 450 dólares, equivalentes a casi 10 mil pesos. Los fines de semana los pasaba en Juárez con su mamá, sus hermanos y su novia.

Como cada lunes, el 15 de noviembre Karla lo fue a llevar en la mañana a la avenida Juárez para que cruzara por el puente Paso del Norte, y la noche del viernes 19 lo iba a recoger.

“Le dije: que Dios te bendiga, apá. Mi hijo (me contestó): igual a ti, amá. Ésas fueron sus últimas palabras”, recordó sobre el último día que vio a Juan Carlos con vida. 

Hasta ayer, ni la Guardia Nacional ni la FGR habían dado una versión oficial sobre el asesinato del estadounidense. 

hmartinez@redaccion.diario.com.mx

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search