Hay 60 mil adictos al cristal, y sólo 28 buscan ayuda

Rango de edades de los consumidores se amplió, ahora lo prueban desde los 10 años

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez
miércoles, 11 septiembre 2019 | 06:00
|

Ciudad Juárez— Pese a que indicadores del Ficosec precisan que en Juárez hay cerca de 60 mil usuarios de drogas, y particularmente de “cristal”, la Secretaría de Salud informó que apenas 28 dependientes de la sustancia han buscado tratamiento en los 26 centros de rehabilitación locales durante 2019.   

Lizeth Gutiérrez, coordinadora de la Comisión Estatal de Atención a las Adicciones en la Zona Norte, informó que hasta junio de este año, tan sólo 28 personas, que representan el 0.4 por ciento del universo de adictos, han buscado tratamiento contra su adicción al “cristal”, y que el rango de edades de los usuarios disminuyó, ya que pasó de los 15 a 24 años, a los 10 a 14.

Añadió que en el mismo lapso del pasado año, fueron apenas 31 las que buscaron apoyo para hacer frente a su adicción, internándose por tres meses en las casas residenciales. 

“Es importante recalcar que la edad de consumo sí ha mostrado una disminución. Quiere decir que muchos de nuestros jóvenes ya empiezan a consumir, sin embargo, piden ayuda a algún tipo de terapéutica ya siendo adultos (…) Es nuestra droga de impacto. Existen muchos otros pacientes que desafortunadamente no solicitan ayuda. Entonces, no podemos focalizar el número exacto de usuarios de esta sustancia. Todos debemos estar alerta como sociedad”, dijo Gutiérrez.

Destacó que la prevalencia estatal de consumo de drogas ilegales —en un rango de 12 a 17 años— es más elevada que el promedio nacional: “La prevalencia nacional es de 2.9, mientras que en el estado de Chihuahua es de 4.1. Casi el doble”. Agregó que, en el rango de 18 a 34 años, la prevalencia nacional es de 4.6, mientras que la estatal es de 5.3. “Tenemos que reforzar la atención, la vigilancia y la detección oportuna. Debemos acércanos a las instancias de manera oportuna para ayudar al paciente a superar este problema”, instó. 

Precisó que las adicciones son una enfermedad que va a depender del paciente, del estado fisiológico en el que se encuentra, de las dosis consumidas y del tipo de sustancias. Asimismo, puntualizó que sustancias como el “cristal” generan diversos impactos cognoscitivos.

“Hay un deterioro en el crecimiento, hay un deterioro en el avance cognoscitivo de paciente, así como trastornos de conducta que pueden llevar a otros problemas como el bajo rendimiento escolar o incluso la generación de violencia. Además, ansiedad y depresión”, puntualizó. 


Aceptó que la totalidad de los centros contra las adicciones no son los que debería haber para hacer frente a esta y otras sustancias que en gran medida están relacionadas con eventos delincuenciales, por lo que mencionó: “Quisiéramos tener más, pero al mismo tiempo quisiéramos tener menos, porque quisiéramos que hubiera menos problemas del consumo de sustancias ilegales”. 

“Es un problema que nos compete a toda la sociedad, porque tenemos que trabajar en la prevención de estas sustancias. Los padres de familia pueden buscar platicar con los jóvenes, involucrarse dentro de sus actividades, no nada más escolares, sino sociales. Hay que saber cómo padres de familia en dónde están, con quiénes están y qué están realizando”, precisó.

 HYPERLINK "mailto:[email protected]" [email protected]