Juárez

Galería: Reviven las últimas horas de vida de Isabel Cabanillas

A un año de su asesinato, esta madrugada realizaron el recorrido que hizo la artista local

Fernando Méndez / El Diario de Juárez
Fernando Méndez / El Diario de Juárez
Fernando Méndez / El Diario de Juárez
Fernando Méndez / El Diario de Juárez
Fernando Méndez / El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 18 enero 2021 | 09:10

Ciudad Juárez— A un año de su asesinato, feministas, amigos y familiares de Isabel Cabanillas de la Torre realizaron la madrugada de hoy el último recorrido que hizo en vida la artista local.

El 18 de enero de 2020, Isabel salió del bar Eugenio´s, ubicado en la calle Ramón Corona y avenida 16 de Septiembre, para ir a su casa a bordo de su bicicleta, pero fue asesinada en el camino. Después de recibir dos balazos, uno en la cabeza y otro en el pecho, su cuerpo quedó tirado sobre la banqueta del edificio de  la Asociación de Jubilados y Pensionados del Municipio, en la calle Inocente Ochoa, casi esquina con Francisco I. Madero, en la colonia Centro.

Hoy, a 366 días de su asesinato, decenas de personas recorrieron con veladoras, música, antorchas y cruces rosas, los mismos 300 metros que recorrió Isa - como la llamaban sus amigas- antes de su muerte.

Sobre la misma banqueta en donde hace un año aproximadamente a las 2:47 de la mañana fue encontrado su cuerpo sin vida, hoy una familiar colocó la fotografía de la joven madre, quien era pintora, diseñadora de ropa y defensora de los derechos de las mujeres como parte del colectivo Hijas de Nuestra Maquilera Madre.

Hincada, en el lugar en el que aquella noche corrió la sangre de Isabel, el dolor se apoderó del corazón de la mujer, quien en medio del llanto pegó con su puño cerrado tres veces al suelo y luego se fundió en un abrazó con sus familiares, sentados sobre la acera.

Dos ramos de girasoles, una cruz rosa con el nombre de Isabel Cabanillas, una calaverita de dulce, tres cruces rosas con las leyendas “No + Feminicidios” y “Ni una más”, fueron colocados junto a 23 veladoras, frente a una pared que horas antes había sido intervenida por decenas de feministas durante una pinta de cruces rosas.

“Juárez feminicida”, “Ni perdón, Ni olvido”, “Isa vive”, “Justicia”, y los ojos que a Isabel le gustaba pintar, fueron plasmados en rosa y negro sobre la pared en donde fue asesinada la joven artista, a los 26 años de edad.

“Vive Isabel”, se lee en unos tenis rosas colgados sobre los cables de la energía eléctrica. “Se nos acabó el silencio”, se lee en la pared de enfrente.

Aunque en el edificio se observa una cámara de seguridad, de acuerdo con lo informado hace un año por las autoridades, en el video no se percibe bien el rostro del hombre que mató a Isabel.

“Estamos en el sitio en donde fue perpetrado su feminicidio, una vez más salimos a las calles a exigir justicia, es un día de melancolía, de tristeza, de impotencia y de rabia. A pesar de un año no ha habido avances de investigación por parte de las autoridades”, reclamó una de las activistas junto a la bicicleta que hace un año fue colocada sobre un poste en homenaje a su amiga.

Esta vez la calle no estaba sola, estaba rodeada de agentes municipales y de Seguridad Vial; la calle no estaba oscura, sobre el pavimento se pintaron cruces con fuego; sobre la banqueta no estaba muerta Isa, estaba su fotografía con su rostro sonriente; no se escucharon los disparos en medio del silencio, fue el grito de “justicia” de las juarenses.

“Paloma negra, paloma negra, dónde, dónde andarás”, se escuchaba durante la velada, mientras las decenas de asistentes recordaban a la juarense quien trabajaba diseñando y pintando ropa, como chamarras, vestidos y playeras.

Hoy, se dijo, la Fiscalía Especializada en la Investigación de Delitos por Razones de Género (FEM) dará un informe sobre los avances de la investigación, mientras que a las 2 de la tarde, integrantes de colectivos feministas llevaran hasta dicha autoridad un pliego petitorio.

En el exterior del edificio habrá una intervención de rap para “Isa”, y se hará una intervención de paste up -los carteles con los que “se grita en las paredes”- denominada Ni perdón, ni olvido.

También se realizará la intervención artística “No somos cifras, somos mujeres con memoria”. Y finalmente se realizará una lectura de poesía por parte de Colectiva Palabra Brava.