Esperarán hasta 7 meses para cita en la Corte

Alrededor de 2,100 centroamericanos retornados a esta frontera esperan aquí su proceso de asilo político

El Diario
martes, 14 mayo 2019 | 06:00

Hasta con siete meses de espera está dando el Gobierno de Estados Unidos la primera cita en la Corte a los centroamericanos que retorna a Ciudad Juárez bajo el llamado Protocolo de Protección a Migrantes, para que esperen aquí el proceso de asilo político que llevan allá. 

“Lo que quieren es que uno se canse y ya no vaya, que se regrese a su país”, dijo Julio César, un salvadoreño de 30 años quien llegó a Juárez el jueves de la semana pasada con su hijo, José de ocho años, para cruzar el río Bravo y entregarse a la Patrulla Fronteriza.

Después de 12 días de travesía en camión desde El Salvador hasta Juárez, finalmente llegaron hasta la frontera, donde el hombre cargó a su hijo en la espalda para que no se mojara en el río, para luego solicitar el refugio de las autoridades estadounidenses, quienes sólo lo mantuvieron un día en su país y al día siguiente lo devolvieron a México.

“Nos dieron cita para el 10 de diciembre”, dijo riéndose el hombre quien espera descansar unos días con su hijo en la Casa del Migrante de Ciudad Juárez, para volver a su país.

La mamá del niño se quedó en El Salvador cuidando la casa, “me dijo que se lo cuidara”, recordó el hombre, quien confesó que los agentes estadounidenses los trataron “por ratos bien y por ratos mal”. 

“Vine porque quiero una vida mejor para mi hijo”, argumentó quien al darse cuenta que tendrán que esperar siete meses en Juárez para su primera cita en la Corte, decidió abandonar el proceso migratorio y volver a su país, donde se dedica a la siembra de maíz y frijol, la cual este año ha sido mala por la falta de lluvias.

Según cifras de la oficina de comunicación del Instituto Nacional de Migración (Inami) en Ciudad Juárez, hasta ayer sumaban 2 mil 100 migrantes centroamericanos los que habían sido retornados a esta frontera para esperar aquí su proceso de asilo político, con un promedio de 100 devoluciones al día en mayo.

De acuerdo con los migrantes, cuando cuentan con una visa humanitaria en México, las autoridades de Estados Unidos se quedan con ella, al igual que con todos sus documentos personales, por lo que al ser devueltos a México, el Inami les entrega un permiso para circular libremente por el país durante el tiempo que tengan que esperar para acudir a su primera cita ante la corte estadounidense. (Hérika Martínez Prado)