Juárez

Declaran culpable por discriminación al administrador de Plaza de las Américas

El delito fue cometido contra 'Martha', una enfermera del IMSS

Archivo / El Diario de Juárez / José Rolando Talavera Sánchez

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

miércoles, 21 octubre 2020 | 09:41

Ciudad Juárez.- Ciento ocho días después de la agresión que “Martha” sufrió al comprar sus alimentos en un restaurante de Plaza de las Américas, un juez determinó que el empresario José Rolando Talavera Sánchez era responsable del delito de discriminación cometido contra la enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La resolución judicial sienta un precedente a nivel nacional desde que se desató la pandemia por Covid-19, al ser el primer caso de discriminación contra personal de salud que se resuelve a favor de la parte ofendida.

“Es satisfactorio para la víctima y se sienta un precedente para que no se repitan hechos que signifiquen un acto de discriminación contra el personal de salud”, dijo el fiscal general César Augusto Peniche Espejel poco después de la audiencia celebrada, al tiempo de recordar que el estado se encuentra en semáforo naranja y los trabajadores de la salud son vitales para la sociedad.

En abril la ONU en México hizo un llamado a toda la población a respetar el trabajo de los profesionales de la salud y condenó "cualquier expresión de odio, intolerancia, estigmatización y discriminación en contra de quienes hoy están en la primera línea de respuesta a la pandemia".

En especial, destacó la labor que realizan las mujeres quienes representan un 79% del personal dedicado a la enfermería, por encima de la media mundial, y un 39% del médico, citaba el organismo a través de un comunicado de prensa.

Las partes involucradas, a petición de la defensa del agresor, acordaron la confidencialidad del acuerdo reparatorio mediante el cual la víctima concede el perdón al administrador de Plaza de las Américas, quien deberá hacer pública su disculpa, tanto a la ofendida como al demás personal del IMSS involucrado.

El delito de discriminación está previsto y sancionado en el artículo 197, fracción tercera del Código Penal del Estado. La carpeta de investigación 19-2020-0013028 fue iniciada por el agente del Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Especializada en Investigación de Violaciones a los Derechos Humanos y Desaparición Forzada. 

La causa penal 4374/2020 menciona que los hechos ocurrieron el pasado 3 de julio en el interior de Plaza de las Americas. La audiencia final fue celebrada el 19 de octubre, según los datos obtenidos a través del Tribunal Superior de Justicia del Estado. 

“Es satisfactorio para la víctima y se sienta un precedente para que no se repitan hechos que signifiquen un acto de discriminación. Ahora que se ha reactivado la alerta naranja y ante el gran número de los casos (de contagios por Covid-19) es importante este caso para que sirva de ejemplo para quienes hoy en día aún piensan que pueden discriminar a los profesionales de la salud”, advirtió el fiscal. 

La enfermera fue apoyada por el IMSS, que proveyó al personal jurídico que apoyó a la representación social en la integración de la denuncia.

El acto de discriminación

El probable acto de discriminación ocurrió el viernes 3 de julio a las 10:20 horas en el área donde se vende la comida para llevar.

Debido a la pandemia los restaurantes en ese entonces sólo ofrecían comida para llevar. “Martha”, como fue identificada la enfermera por razones de seguridad, acudía a ese local porque era el establecimiento que le quedaba más cerca y sus propietarios les regalaban un café como agradecimiento por estar en primera línea de fuego contra el COVID-19.

“Estábamos alrededor de cinco o siete personas comprando. Una compañera y yo nos sentamos en una jardinera y un guardia se acercó para decirnos que por orden de Gobernación nosotras no podíamos estar sentadas. Yo le comento que nos vamos a levantar, pero le aclaro que Gobernación no prohíbe que estemos sentadas”, explicó “Martha”.

Las dos enfermeras se acercaron al local donde ordenaron los alimentos y empezaron a platicar con dos médicos que también esperaban su comida, cuando llegó el hombre al que identificaron como Rolando Talavera Sánchez, administrador de la plaza, a tomarle fotografías.

“Al momento que me toman la foto le pido por favor a la persona que borrara la imagen porque no lo autorizaba y él con ademanes groseros me dijo ‘lárgate de aquí, ya me tiene cansado todo el personal de Salud que viene a esta plaza, esto es propiedad privada’”, narró la enfermera.

Uno de los médicos que la acompañaba, cliente del negocio de comida, intervino en su defensa y también fue insultado.

“A él le dijo ‘tú no te metas cabrón’, cuando el doctor le pedía que dialogáramos y que borrara la fotografía, este señor respondió otra vez con insultos y me dijo ‘lárgate de aquí, eres una vieja naca, lárguense de aquí y no pueden entrar porque es propiedad privada’”, agregó.

Acto de resistencia

La enfermera narró anteriormente a El Diario que sufrió acoso, al ser evidenciada su identidad por personas que acudían a la plaza y estaban relacionadas con Talavera Sánchez, ya que compartían información contenida en la carpeta de investigación a la que tuvieron acceso solo las dos partes involucradas.

En esa ocasión dijo que tenía miedo y ganas de desistirse de la denuncia, al ser acosada en las redes, originado que incluso cerrara su cuenta personal en Facebook; sin embargo, optó por documentar el hostigamiento que sufrió y lo expuso ante la representación social que también tomo en cuenta estos señalamientos.

Martha insistió en esos momentos en que su acto era en defensa no solo de sus derechos sino el derecho de sus compañeros de alimentarse sin problemas como pensaban hacerlo ese viernes.

lsosa@redaccion.diario.com.mx