Abandonan sus viviendas y otros se reorganizan

Se registró la irrupción de un grupo armado que realizó el pasado martes 10 robos con violencia

Miguel Vargas
El Diario de Juárez
sábado, 09 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Desalentados por la irrupción de un grupo armado que realizó el pasado martes 10 robos con violencia en igual número de domicilios de su calle, Volcán de Vesubio, los vecinos del fraccionamiento Cerradas Del Parque hacen un intento por reorganizarse, mientras que seis de los residentes afectados prefirieron mudarse por inseguridad.

“No me quedaré para estar encerrada en mi casa, es igual que estar en la cárcel”, dijo una de las residentes de las viviendas afectadas por el incidente, quien cambió de domicilio el jueves de la presente semana y que ayer fue contactada por El Diario vía telefónica.

Según otros habitantes del sector que presenciaron los hechos violentos, fueron entre cinco y seis familias quienes se mudaron a partir del suceso, donde 12 hombres que portaban uniformes tácticos negros y armas de fuego, ingresaron a sus casas y robaron teléfonos celulares. Los eventos que se dieron de manera simultánea, a las 8 de la noche del martes 5 de febrero.

Los vecinos hablaban todavía hasta ayer de lo sucedido. 

“Yo estaba dormida junto con los niños y me desperté al escuchar un disparo, fue cuando mi hermana me dijo ‘no te asomes agacha a los niños’, mientras atrancaba la puerta principal con sillones”, dijo una de las afectadas.

Los testigos recogidos en el lugar del incidente por El Diario mencionaron estar muy asustados ante la posibilidad de que regrese el grupo armado, como lo sentenció uno de sus integrantes, el día de los hechos.

Ayer aseguraron a reserva de mantener oculta su identidad, que la mujer que venía con los agresores trepó al techo de un domicilio y comenzó a gritar que le habían robado a sus niños.

Ante los gritos de auxilio los vecinos salieron pero ya los hombres armados estaban desplegados por toda la calle y aprovecharon que se abrieron puertas para ingresar de forma violenta en 10 casas, según los testimonios.

Al día siguiente, cuando El Diario publicó el incidente, acudieron agentes ministeriales y de la Policía municipal para sostener una reunión con los vecinos, según expresaron ayer.

Acordaron que se reunirán semanalmente para tomar decisiones respecto a estrategias de comunicación en casos de peligro, de común acuerdo con las autoridades.