Internacional

Suecia se ha convertido en la historia de advertencia para el mundo

El país europeo ha acaparado la atención internacional al realizar un experimento poco ortodoxo y al aire libre

The New York Times

The New York Times

martes, 07 julio 2020 | 21:54

Londres— Desde que el coronavirus surgió en Europa, Suecia ha acaparado la atención internacional al realizar un experimento poco ortodoxo y al aire libre. Ha permitido que el mundo examine lo que sucede en una pandemia cuando un gobierno permite que continúe la vida mayormente sin obstáculos.

Esto es lo que sucedió: No sólo ha tenido miles de personas que han fallecido, más que sus países vecinos que realizaron cierres, sino que  a la economía de Suecia le ha ido un poco mejor.

Los resultados de la experiencia de Suecia son relevantes más allá de las playas escandinavas. En Estados Unidos, en donde el virus está extendiéndose a una velocidad alarmante --- evitó los cierres o los levantó prematuramente asumiendo que eso podría revivir la economía, permitiendo que la gente regresara a sus lugares de trabajo, tiendas y restaurantes.

En Gran Bretaña, el primer ministro Boris Johnson --- que fue hospitalizado por Covid-19 --- reabrió las tabernas y restaurantes el pasado fin de semana con el fin de restaurar la vida económica normal.

Sin embargo, el resultado sombrío de Suecia --- más muertes y casi con un daño económico igual --- sugiere que la supuesta opción entre la vida y los cheques de los salarios es falsa: el no imponer una distancia social puede costar vidas y empleos al mismo tiempo.

Suecia le apostó mayormente a la sensibilidad de su gente evitando en gran medida imponer prohibiciones gubernamentales. El gobierno permitió que los restaurantes, gimnasios, tiendas, áreas de juego y la mayoría de las escuelas permanecieran abiertas.

Más de tres meses después, el coronavirus ha provocado 5 mil 420 muertes en Suecia, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud. Eso podría no sonar especialmente horrendo comparado con más de 129 mil estadounidenses que han muerto.

Aunque Suecia es un país de sólo 10 millones de personas, por cada millón de personas, ha sufrido el 40 por ciento más de muertes que en Estados Unidos.