Internacional

Resuelven Israel y palestinos su disputa arancelaria

Israel volverá a permitir las exportaciones agrícolas después de que los palestinos aceptaran la ternera israelí importada

Associated Press

Associated Press

jueves, 20 febrero 2020 | 07:27

Jerusalén.- Israel volverá a permitir las exportaciones agrícolas palestinas, anunció el jueves el ministro israelí de Defensa, en una decisión que pretendía desactivar una creciente disputa comercial que agravaba las tensiones entre israelíes y palestinos.

Israel desbloqueó las exportaciones después de que los palestinos empezaran a aceptar la ternera israelí importada, según un comunicado del ministro israelí de Defensa, Naftali Bennett. Las autoridades palestinas no hicieron comentarios en un primer momento.

El Ministerio de Agricultura palestino dijo que Israel había permitido a los palestinos importar ternera directamente desde otros países, sin mencionar si los palestinos habían acordado aceptar también ternera israelí.

La crisis coincidió con un momento de alta tensión después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentara el mes pasado su plan para Oriente Medio, muy favorable a Israel. Los palestinos rechazaron de plano la iniciativa.

La disputa comercial comenzó en septiembre cuando los palestinos decidieron dejar de importar ternera de Israel. La Autoridad Palestina alegaba que, en realidad, la mayoría de las 120 mil cabezas de ganado que adquirían al mes habían sido importadas antes por Israel, y que por la tanto prefería comprarlas directamente a otros países. El plan parecía dirigido a hacer la economía palestina menos dependiente de Israel.

Poco después de que se anunciara el plan en septiembre, los ganaderos israelíes registraron un descenso en sus ventas y presionaron a las autoridades para que tomaran medidas. Bennett respondió vetando la ternera y otros productos palestinos, lo que provocó un aumento del boicot de los palestinos, que dejaron de importar verduras, frutas, verduras y agua mineral de Israel.

Los palestinos dijeron que sus acciones pretendían presionar a Israel para que revocara su prohibición, mientras que Israel afirmó que la normalidad regresaría en cuanto los palestinos revocaran el veto al ganado que desencadenó la crisis.