Rebeldes bloquean llegada de alimentos para miles en Yemen

El cargamento estaba destinado para ayudar a 100 mil familias en el país devastado por la guerra y hambruna

Associated Press
martes, 25 junio 2019 | 10:54
|

El Cairo.- Los rebeldes de Yemen bloquearon la llegada de un cargamento de ayuda del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas destinado a unas 100 mil familias en una nación devastada por la guerra y al borde de la hambruna, reneló el martes un portavoz del PMA.

El envío fue bloqueado el mes pasado mientras el PMA sostenía conversaciones tensas con los rebeldes hutíes, quienes impidieron un intento de la agencia de registrar a millones de yemeníes necesitados de ayuda mediante el uso de datos biométricos como medio para evitar el robo de ayuda alimentaria.

El PMA ya ha culpado a los rebeldes principalmente de robar la ayuda alimentaria. El envío rechazado también privará a miles de familias de la ayuda que tanto necesitan.

El conflicto en Yemen comenzó con la toma en 2014 de la capital, Saná, por parte de los hutíes, apoyados por Irán, que expulsaron al gobierno reconocido internacionalmente. Meses más tarde, en marzo de 2015, una coalición encabezada por Arabia Saudí lanzó una campaña bélica aérea para impedir que los rebeldes invadieran el sur del país.

En su campaña implacable, los ataques aéreos saudíes han alcanzado escuelas, hospitales y festejos de boda, matando a miles de civiles yemeníes. Los hutíes han utilizado drones y misiles para atacar a Arabia Saudí y han atacado barcos en el Mar Rojo.

A medida que se desarrollaba la peor catástrofe humanitaria del mundo, los organismos de ayuda se apresuraron a prestar ayuda, arriesgándose a quedar atrapados en medio de las partes en conflicto.

Después de que el PMA suspendió parcialmente la ayuda la semana pasada, tras acusar a los rebeldes de saquearla, los rebeldes chiíes respondieron con una fuerte campaña en los medios de comunicación contra la agencia de la ONU, a la que acusaron de enviar comida en mal estado.

Un control posterior de la carga, que ahora está atracada en Omán, mostró que estaba limpia, aseguró un portavoz del PMA.