Internacional

Madre del pistolero tailandés intentó negociar con él

El saldo de la masacre fue de 29 personas muertas y 58 heridos

Associated Press

El Diario de Juárez

domingo, 09 febrero 2020 | 12:39

Nakhon Ratchasima.- La policía de Tailandia reveló el domingo que intentaron varias veces persuadir a un soldado que mató a 29 personas para que se entregara, e incluso trajeron a la madre del pistolero para hablar con él, informó CNN.

El tiroteo en una base militar en la provincia de Nakhon Ratchasima en el noreste de Tailandia, conocida como Korat, y un concurrido centro comercial, también provocó heridas en otras 58 personas (30 de las cuales permanecen hospitalizadas), antes de que la policía abatiera al pistolero alrededor de las 9 am hora local el domingo (9 pm ET sábado), según los funcionarios.

Siete cuerpos han sido extraídos del centro comercial Terminal 21 donde terminó la masacre, informó el domingo el funcionario del Ministerio de Salud Pública de Tailandia, Narinrat Pitchayakamin. Esta cifra probablemente incluye el cuerpo del pistolero.

Si bien la mayoría de las muertes ocurrieron en el lugar de los tiroteos, dos víctimas murieron en el hospital durante una cirugía, agregó Pitchayakamin.

Las autoridades tailandesas revelaron que el atacante era el Subteniente Jakrapanth Thomma, del 22° Batallón de Municiones.

Las autoridades llevaron a la madre del presunto asesino desde su ciudad natal en la provincia de Chaiyaphum a un área cercana al centro comercial, pero no pudo ingresar, dijo el mayor general Jirapob Puridet, quien dirigió al equipo de seguridad dentro del edificio. La madre, cuyo nombre fue ocultado, dijo que no tenía sentido hablar con su hijo de todos modos, ya que tenía depresión y un temperamento extremadamente malo.

El pistolero tenía una ametralladora que había robado, con alrededor de 800 rondas de municiones y dos armas cortas, dijo Puridet.

“Tuvimos que hacer el movimiento de confrontarlo porque las personas que estaban atrapadas dentro de una sala de congelación nos enviaron mensajes de que el nivel de oxígeno era muy bajo y se estaban sofocando”, dijo Puridet. “Así que tuvimos que arriesgarnos a enfrentarlo cara a cara; de lo contrario, las personas atrapadas adentro habrían muerto”.

Un oficial murió y otros tres resultaron heridos durante el enfrentamiento posterior, dijo Puridet.

“Era casi como una escena de rodaje de una película de acción de Hollywood”, afirmó. “En ciertos puntos, el disparo de armas fue continuo”.

Escenas frenéticas del centro comercial durante la noche mostraron soldados tailandeses fuertemente armados tratando de evacuar a los compradores aterrorizados a un lugar seguro.

Las imágenes de la escena exhibían a personas saliendo del área en camionetas y automóviles mientras las fuerzas de seguridad rodeaban el centro comercial.

Relatos de testigos oculares

Los sobrevivientes describieron la desesperada situación dentro del centro comercial. “Fue aterrador porque podía escuchar el disparo ocasional … esperamos mucho tiempo a que la policía viniera a ayudarnos, muchas horas”, aseguró Suvanarat Jirattanasakul, de 27 años, a la agencia de noticias Reuters.

El pistolero estaba “apuntando a las cabezas”, dijo otro sobreviviente, a la televisión local de Amarin, según Reuters.

“Estaba disparando a todas partes y sus disparos eran muy precisos”, señaló el hombre, identificado como “Diaw” y cuyo colega fue asesinado.

En una morgue en Nakhon Ratchasima, la familia de Ratchanon Karnchanamenamee, de 13 años, sollozó mientras identificaban su cuerpo.

“Es mi único hijo. Ni siquiera cenó”, dijo su padre, Natthawut Karnchanamethee. “Le permití hacer lo que quisiera. Nunca puse expectativas para él. Solo quería que fuera una buena persona”.

Soldado experto

El domingo, el primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-o-cha, informó que el alboroto que terminó en masacre fue provocado por una discusión que el pistolero tuvo en su base con otro soldado sobre una comisión de venta de tierras. Agregó que el hombre armado había tomado rehenes durante el enfrentamiento posterior, pero no dio detalles sobre cuántos o qué les sucedió.

“En general, cualquier militar sería bueno en armas, pero este hombre ciertamente tenía más habilidades”, indicó el portavoz del ministerio de defensa, teniente general Kongcheep Tantravanich.

Después de disparar a su compañero en la base, el hombre tomó su arma y disparó a otros soldados. No se supo de inmediato cuántos militares fueron asesinados.

Después de que el tirador salió de la base militar, se dirigió al centro comercial en un Humvee militar que había robado, disparando contra civiles en el camino, dijo Tantravanich.