PUBLICIDAD

Internacional

Emergen China e India como principales financistas en guerra de Rusia

Ambos países se han convertido en los mayores compradores de petróleo ruso

The New York Times

viernes, 24 junio 2022 | 09:26

The New York Times

PUBLICIDAD

Moscú.- Mientras Rusia trata de romper el dominio de las sanciones, China e India están emergiendo como los principales financistas de Moscú al comprar grandes cantidades de crudo ruso, colocándose en medio de la guerra con Ucrania y en un enfrentamiento geopolítico con Occidente.

Es un cálculo complejo para China, India y la economía global.

PUBLICIDAD

Comprar petróleo barato de Rusia ofrece ventajas económicas y políticas. China puede diversificar sus suministros de petróleo por razones de seguridad nacional, mientras que India puede ganar miles de millones exportando productos refinados como gasolina y diésel.

Pero socavar los esfuerzos europeos y estadounidenses para aislar al Kremlin corre el riesgo de sufrir graves consecuencias diplomáticas que ninguno de los dos países quiere. China ha evitado apoyar abiertamente la guerra de Rusia en declaraciones públicas, e India se ha presentado como neutral.

Los dos países, con la demanda de sus enormes mercados internos y los suministros de sus vastas refinerías, también son fundamentales para determinar la dirección de los precios del petróleo. Sus compras de crudo ruso en los últimos meses han ayudado a aliviar la presión.

Su apetito final por el petróleo ruso sacudirá o apoyará la economía global, otro factor que complica la capacidad de Occidente para permanecer unido a través de una guerra de desgaste en Ucrania. Hasta ahora, Occidente se ha mantenido firme en su compromiso con Ucrania, pero un largo período de altos precios del combustible y posible escasez en Europa podría volverse políticamente desagradable.

“Una de las consecuencias de este conflicto es un realineamiento fundamental del sistema energético mundial, las relaciones comerciales y los alineamientos geopolíticos, con China e India más estrechamente alineados con Rusia”, dijo Jason Bordoff, director del Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia.

El principal producto de exportación de Rusia, el petróleo, es la moneda de guerra que financia las balas y los cohetes desplegados en el campo de batalla de Ucrania. Occidente está tratando de cortar el grifo financiero apartando a Europa, el mercado más grande de Rusia, de su dependencia energética a través de sanciones.

Cuatro meses después de iniciada la guerra, las exportaciones rusas de crudo han disminuido levemente, ya que las ventas a China e India han llenado en gran medida el vacío dejado por Europa. India y China compraron aproximadamente 2.4 millones de barriles de crudo ruso por día en mayo, la mitad de las exportaciones de Rusia. Al menos una parte se está refinando en diésel y otros combustibles, y se exporta a todo el mundo, incluso a países que se oponen a la invasión.

China e India han estado comprando con un descuento del 30 por ciento sobre el precio de referencia mundial, una bendición para ambas economías en un mundo golpeado por una inflación en aumento. A pesar de los descuentos, los ingresos petroleros de Rusia están creciendo, ya que los precios han subido a más de 100 dólares el barril.

El cambio apenas comienza, y las cantidades de petróleo involucradas aún son relativamente pequeñas. La verdadera prueba de la voluntad de China e India de comprar petróleo ruso llegará cuando las sanciones entren en vigor.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search