Internacional

Deja ataque aéreo de EU sobre Siria un muerto

El Pentágono dijo que los bombardeos eran en represalia por el ataque con cohetes perpetrado en Irak a mediados de mes

Associated Press / El portavoz del Pentágono, John Kirby

Associated Press

viernes, 26 febrero 2021 | 10:10

Bagdad— Un ataque aéreo de Estados Unidos en Siria contra instalaciones pertenecientes a un grupo armado respaldado por Irán mató a uno de sus combatientes e hirió a varios más, dijo un responsable de la milicia iraquí hoy.

El Pentágono dijo que los bombardeos eran en represalia por el ataque con cohetes perpetrado en Irak a mediados de mes que causó la muerte de un contratista civil y heridas a un militar estadounidense y a otros soldados de la coalición.

Las acciones contra Kataeb Hezbollah, o Brigadas de Hezbollah, alcanzaron una zona fronteriza entre Boukamal, Siria, y Qaim, en el lado iraquí, dijo a The Associated Press el miliciano, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar sobre el ataque.

Grupos que monitorean la guerra civil siria dijeron que los ataques afectaron a camiones que trasladaban armas a una base para grupos apoyados por Irán en Boukamal.

"Estoy seguro del blanco que atacamos, sabemos a lo que le dimos'', dijo el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, a los reporteros que volaban con él de California a Washington, poco después del ataque del jueves en la noche.

El operativo fue la primera acción militar del Gobierno del Presidente Joe Biden, que en sus primeras semanas enfatizó su intención de centrarse más en los desafíos que plantea China, a pesar de la persistencia de las amenazas en Oriente Medio.

La decisión de Biden de lanzar un ataque en Siria no parece indicar que Washington ampliará su implicación en la región, sino mostrar que defenderá a sus tropas en Irak.

Estados Unidos ya atacó en el pasado instalaciones de Kataeb Hezbollah en Siria.

El grupo fue acusado de numerosos ataques contra personal e intereses estadounidenses en Irak. El movimiento iraquí es independiente del movimiento de Hezbollah en Líbano.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Reino Unido que monitorea el conflicto en Siria, los ataques alcanzaron un cargamento de armas que estaba siendo trasladado en camiones que entraron a territorio sirio desde Irak.

Veintidós combatientes de las Fuerzas de Movilización Popular, un grupo que engloba a fuerzas paramilitares en su mayoría chiíes entre las que se encuentra Kataeb Hezbollah, fueron asesinados, agregó.

El reporte no pudo verificarse de forma independiente.

El Secretario de Defensa estadounidense dijo que estaba "seguro'' de que el operativo alcanzó a "los mismos combatientes shia que llevaron a cabo los ataques'', refiriéndose a la ofensiva con cohetes del 15 de febrero en el norte de Irak en la que murió un contratista civil y un soldado estadounidense y otros miembros de la coalición sufrieron lesiones.

Austin dijo que le recomendó la medida a Biden.

"Dijimos varias veces que responderíamos de acuerdo con nuestros tiempos'', comentó.

"Queríamos estar seguros de la conexión y queríamos estar seguros de que teníamos los blancos correctos''.

Horas antes, el portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo que las acciones estadounidenses fueron una "respuesta militar proporcionada'' que se llevó a cabo junto con medidas diplomáticas, incluyendo consultas con aliados de la coalición.

"La operación envía un mensaje inequívoco: el Presidente Biden actuará para proteger al personal estadounidense y de la coalición", apuntó Kirby.

Los ataques estadounidenses "destruyeron varias instalaciones en un punto de control fronterizo utilizado por varios grupos de combatientes respaldados por Irán'', incluyendo el Kataib Hezbollah y Kataib Sayyid al-Shuhada, agregó el vocero.

Por el momento no había más detalles disponibles.

Mary Ellen O'Connell, profesora en la Escuela de Derecho de Notre Dame, calificó la acción de Washington de violación del derecho internacional.

"La Carta de Naciones Unidas deja absolutamente claro que el uso de la fuerza militar en el territorio de un estado soberano extranjero es legal solo en respuesta a un ataque armado contra el estado defensor del que el objetivo sea responsable", afirmó.

"Ninguno de esos elementos se cumple en el ataque en Siria''.

Funcionarios del Gobierno de Biden condenaron el ataque con cohetes del 15 de febrero cerca de la ciudad de Irbil, en la región semiautónoma controlada por los kurdos, pero esta semana dijeron que aún no tenían claro quién era el autor.

Los funcionarios dijeron que, en el pasado, milicias chiíes respaldadas por Teherán fueron responsables de numerosos ataques con proyectiles contra personal o instalaciones estadounidenses en Irak.

Un grupo insurgente chií poco conocido que se hace llamar Saraya Awliya al-Dam, Brigada de los Guardianes de la Sangre en árabe, se adjudicó la autoría del atentado del 15 de febrero.

Una semana después, un ataque con cohetes en la Zona Verde de Bagdad parecía tener como objetivo el complejo de la embajada de Estados Unidos, pero no hubo heridos.

Esta semana, Irán afirmó que no tiene vínculos con la Brigada de los Guardianes de la Sangre.