PUBLICIDAD

Internacional

Confrontación ideológica dirige a EU y China hacia una guerra fría

Las tensiones han aumentado entre ambas superpotencias a medida que se enfrentan por la tecnología, el territorio y la influencia

The New York Times

martes, 14 julio 2020 | 09:39

The New York Times

PUBLICIDAD

Uno por uno, Estados Unidos ha alcanzado los principios básicos de la visión de Xi Jinping de una China en ascenso lista para asumir el manto de superpotencia.

En cuestión de semanas, la administración Trump impuso sanciones sobre políticas punitivas en Hong Kong y la región occidental de Xinjiang de China. Tomó nuevas medidas para sofocar la innovación china al cortarla de la tecnología estadounidense y presionar a los aliados a buscar en otro lado. Luego, el lunes, rompió los reclamos en el Mar del Sur de China, preparando el escenario para una confrontación más aguda.

PUBLICIDAD

"La brecha de poder se está cerrando y la brecha ideológica se está ampliando", dijo Rush Doshi, director de la Iniciativa de Estrategia de China en la Brookings Institution, en Washington, y agregó que China y Estados Unidos habían entrado en una "espiral ideológica" descendente en los últimos años.

"¿Dónde está el fondo?" preguntó.

Durante años, los funcionarios e historiadores han descartado la idea de que surgiera una nueva Guerra Fría entre Estados Unidos y China. Los contornos del mundo de hoy, decía el argumento, son simplemente incomparables a las décadas en las que Estados Unidos y la Unión Soviética se enfrentaron en una lucha existencial por la supremacía. Se decía que el mundo estaba demasiado interconectado para dividirse fácilmente en bloques ideológicos.

Ahora, se están trazando líneas y las relaciones están en caída libre, sentando las bases para una confrontación que tendrá muchas de las características de la Guerra Fría, y sus peligros. A medida que las dos superpotencias chocan por la tecnología, el territorio y la influencia, se enfrentan al mismo riesgo de pequeñas disputas que se convierten en conflictos militares.

La relación está cada vez más cubierta de una profunda desconfianza y animosidad, así como de tensiones que vienen con dos poderes que compiten por la superioridad, especialmente en áreas donde sus intereses chocan: en el ciberespacio y el espacio ultraterrestre, en el Estrecho de Taiwán y el Mar del Sur de China, e incluso en el Golfo Pérsico.

Y la pandemia de coronavirus, junto con las recientes acciones agresivas de China en sus fronteras, desde el Pacífico hasta el Himalaya, ha convertido las fisuras existentes en abismos que podrían ser difíciles de superar, sin importar el resultado de las elecciones presidenciales estadounidenses de este año.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search