PUBLICIDAD

Estados Unidos

Restringir el aborto pondría en peligro a mujeres, afirman médicos de EU

Estadounidenses con embarazos de alto riesgo perderían el derecho a decidir sobre interrumpir la gestación

The New York Times

miércoles, 04 mayo 2022 | 10:39

Associated Press

PUBLICIDAD

Washington.- En Fort Worth, Texas, la doctora Andrea Palmer cuidaba a una mujer embarazada a cuyo feto se le descubrió recientemente trisomía 18, un trastorno genético que causa enfermedades cardíacas y renales, problemas respiratorios y de alimentación, discapacidad intelectual grave y deformidades esqueléticas.

La mitad de todos los bebés que nacen con trisomía 18 mueren dentro de una semana; pocos sobreviven más de un año. Las anomalías fetales también conducen a una acumulación excesiva de líquido amniótico en el útero, lo que puede hacer que la madre experimente complicaciones potencialmente mortales durante el parto, incluido un sangrado posparto grave.

PUBLICIDAD

Pero según la ley de aborto de Texas, la más restrictiva del país, a la mujer no se le permitía abortar.

“Ella no tenía idea de que la terminación no era una opción”, dijo Palmer. “Cuando le dije, no entendió por qué diablos se aplicaría a ella”. Incapaz de permitirse el lujo de salir del estado para el procedimiento, la paciente continuó con el embarazo.

Si el proyecto de opinión de la Corte Suprema sirve de guía, los jueces pueden estar preparados para permitir que los estados prohíban o restrinjan en gran medida el aborto, como lo hizo Texas. Al menos 13 estados ya aprobaron “leyes de activación” destinadas a frenar el procedimiento.

Muchos permiten excepciones si el embarazo amenaza la vida o la salud de la mujer. El aborto está permitido después de seis semanas en Texas, por ejemplo, solo cuando una mujer se enfrenta a una emergencia médica que pone en peligro su vida o que sufra de una incapacidad relacionada con su embarazo.

Los partidarios de la ley de Texas dijeron que su objetivo era salvar la vida de cada embrión, independientemente de las circunstancias de la concepción. El estatuto brinda suficiente margen de maniobra para que los médicos actúen si es necesario, dijeron, e insistieron en que esos casos son raros.

Pero para muchos médicos, saber cuándo la vida de una mujer embarazada está en peligro es un área gris, y predecir si su condición podría deteriorarse rápidamente y volverse inmanejable puede ser una decisión de juicio difícil que los médicos en muchas partes del país pueden enfrentar pronto.

El embarazo puede ser extremadamente peligroso para las mujeres con ciertos problemas de salud subyacentes graves, como hipertensión pulmonar o cáncer que requiere tratamiento.

Pero algunas condiciones pueden poner en peligro la salud de una mujer embarazada a largo plazo, sin representar una amenaza inmediata para su vida, como exige el estado. En Texas, muchos médicos dijeron que sienten que no pueden intervenir adecuadamente en embarazos complejos que pueden salirse rápidamente de control.

Algunos médicos en Texas dudan incluso en aconsejar a las pacientes acerca de la terminación, o derivarlas a médicos en otros estados, por temor a que sus consejos puedan interpretarse como una ayuda para un aborto, que ahora es ilegal.

Palmer ya lo ha visto más de una vez. A fines del año pasado, le dijo a una paciente embarazada que su feto tenía un raro defecto del tubo neural. El cerebro no se desarrollaría y el bebé moriría al nacer o poco después.

Pero la paciente tenía más de seis semanas de gestación y un aborto no era una opción en Texas porque la mujer no enfrentaba de inmediato una crisis médica que amenazara su vida o riesgo de discapacidad permanente.

Esa paciente tenía los medios para viajar fuera del estado para un aborto, dijo Palmer, y así lo hizo.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search