Llevan a solicitantes de asilo de Texas a Arizona

Se ha registrado un drástico incremento en el número de familias que buscan asilo en la frontera de Texas con México

Associated Press
jueves, 07 marzo 2019 | 21:00

Tucson— Debido al drástico incremento en el número de familias que buscan asilo en la frontera de Texas con México, agentes de inmigración han tenido que trasladar a muchas de ellas a Arizona, indica un periódico.

Las autoridades federales de inmigración están recibiendo a familias detenidas en El Paso, Texas, para transportarlas 483 kilómetros (300 millas) a Tucson, Arizona, reportó The Arizona Republic.

Los agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) transportaron a 398 solicitantes de asilo de El Paso a Tucson del 16 al 18 de febrero. Las estaciones de la Patrulla Fronteriza en la zona de Tucson que están recibiendo a las familias se ubican en Willcox, Naco y Douglas.

Estaba previsto que todas las familias transportadas en febrero fueran entregadas en custodia a sus parientes en Estados Unidos. Fueron llevadas a las estaciones antes de dirigirse adonde se encuentran sus parientes, dijo el periódico.

Más de 76.000 migrantes cruzaron el mes pasado hacia Estados Unidos desde México, más del doble del número del mismo periodo del año pasado. En los últimos meses, 70 grupos de más de 100 personas cruzaron ilegalmente.

Según cifras del gobierno, el número de inmigrantes aprehendidos cuando viajaban como familias en la región de El Paso se ha elevado casi 1.700% en los primeros cinco meses del actual año fiscal en comparación con el mismo periodo del año pasado.

El Paso es ahora el segundo punto de mayor cruce de migrantes en la frontera suroeste de Estados Unidos después del Valle del Rio Grande. Los albergues de la ciudad carecen de capacidad para recibir a todas las familias puestas en libertad hace poco y muchas estaban en las calles buscando transporte.

Gran parte de la carga está recayendo en los albergues de Tucson. En el último mes, un albergue recibió a más de 1.100 familias, principalmente centroamericanas, puestas en libertad. Una organización caritativa dijo que no le sorprendería que más familias liberadas sean entregadas a los albergues.