Estados Unidos

Inicio de clases, una carga para madres que trabajan

Tienen tres veces más probabilidades que los hombres de abandonar sus empleos

The New York Times

The New York Times

lunes, 21 septiembre 2020 | 18:14

El inicio del año escolar virtual ha representado un problema para Patricia Reveles, quien es técnica farmacéutica en CVS en Los Ángeles, cuya hija cursa el cuarto grado.

Reveles de 49 años, es madre soltera y desde hace tiempo ha dependido de su madre para que le ayude a cuidar a su hija. Sin embargo, se dio cuenta durante los primeros meses de la pandemia del coronavirus que el aprendizaje remoto requería de más conocimiento técnico que el que su madre podía aportar.

Su hija de 9 años, necesitaba que un adulto la ayudara cuando fallaba el Internet o se congelaba su iPad, comentó Reveles.

Así que, recientemente, Reveles le pidió a CVS, en donde ha trabajado durante más de 20 años, que le redujeran su horario de trabajo a 24 horas por semana para poder estar en casa durante el día y ayudar a su hija, además de que eso le permitiría retener algunos de los beneficios que conlleva el ser empleada de tiempo completo.

Reveles no es la única que está en esta situación. A medida que se prolonga la pandemia y de que haya iniciado el año escolar en todo el país, las mujeres que trabajan en tiendas al detalle dicen que están siendo forzadas a decidir entre mantener sus trabajos y asegurarse que sus hijos puedan continuar con el aprendizaje remoto.

Las mujeres que desempeñan cualquier tipo de trabajo están sintiendo esta carga. De acuerdo a un estudio realizado el mes pasado por el Buró del Censo, las mujeres tienen tres veces más probabilidades que los hombres de abandonar sus empleos debido a los problemas del cuidado de sus hijos durante la pandemia.

Aunque la inflexibilidad de los horarios de los empleos en las tiendas al detalle --- en donde los turnos pueden variar ampliamente de semana a semana y los empleados tienen poca opción sino aceptar el horario que les dan --- hacen que la presión sobre esas empleadas sea considerable y es muy probable que dé lugar a que más mujeres abandonen la fuerza laboral.