Estados Unidos

Esto pasaría si Suprema Corte de EU termina el Obamacare

El destino de la ley de atención médica que tiene una década de antigüedad está en duda

The New York Times

lunes, 21 septiembre 2020 | 20:13

¿Qué sucedería si la Suprema Corte anula el Decreto de Atención Asequible?

El destino de la ley de atención médica que tiene una década de antigüedad conocida como el Obamacare está en duda, ya que se espera que la Suprema Corte escuche los argumentos una semana después de la elección presidencial, siendo el caso más reciente que trata de echarla abajo.

Sin embargo, ahora con la muerte de la juez Ruth Bader Ginsburg aumenta la posibilidad de que la Corte pueda abolirla, aun cuando millones de personas están perdiendo la cobertura médica basada en su empleo durante la pandemia del coronavirus.

Un juez federal en Texas invalidó toda la ley en el 2018. La administración Trump, que inicialmente quería eliminar sólo partes de la ley, luego cambió de parecer y estuvo de acuerdo con el fallo del juez. A principios de este año, la Suprema Corte estuvo de acuerdo en aceptar el caso.

Trump se comprometió a reemplazar a la juez Ginsburg, quien fuera una gran defensora de la ley, antes de la elección. Si tiene éxito colocando a una sexta conservadora en la corte, la nueva integración aportaría los cinco votos necesarios para ratificar la decisión de Texas.

Muchos millones de personas más resultarían afectadas por tal fallo que los que dependen de la ley para tener un seguro médico. Sus muchas provisiones afectan las vidas de la mayoría de los estadounidenses, desde las madres de familia hasta las personas que comen en las cadenas de restaurantes: 131 millones de estadounidenses que están protegidos debido a sus enfermedades pre-existentes, 21 millones de personas podrían perder su seguro médico, 12 millones de adultos podrían perder la cobertura del Medicaid, 800 mil personas adictas a los opioides dejarían de recibir tratamiento del Medicaid, 165 millones de estadounidenses que no enfrentan topes en tratamientos caros, 60 millones de beneficiarios del Medicaid enfrentarían cambios en la atención médica y posiblemente primas más altas, 2 millones de adultos jóvenes que tienen cobertura médica a través de sus padres la perderían, la atención médica para los que no están asegurados podría costar 50 billones de dólares más.