Estados Unidos

Ayuda Departamento de Justicia a Trump en demanda por difamación

Otorgan al presidente abogados de gobierno para defenderlo en el caso de la autora E. Jean Carroll, quien lo acusó de violación

Associated Press

The New York Times

miércoles, 09 septiembre 2020 | 09:06

El Departamento de Justicia actuó este martes para reemplazar al equipo legal privado del presidente Trump con abogados del gobierno, para defenderlo de una demanda por difamación de la autora E. Jean Carroll, quien lo acusó de violarla en una tienda departamental de Manhattan en la década de 1990.

En una medida legal muy inusual, los abogados del Departamento de Justicia dijeron en documentos judiciales que Trump estaba actuando en su capacidad oficial como presidente cuando negó haber conocido a Carroll y, por lo tanto, podría ser defendido por abogados del gobierno respaldado con dinero de los contribuyentes.

Aunque la ley otorga a los empleados del gobierno federal inmunidad frente a la mayoría de las demandas por difamación, los expertos legales dijeron que rara vez, o nunca, se ha utilizado antes para proteger a un presidente, especialmente por las acciones tomadas antes de que asumiera el cargo.

"La pregunta es", dijo Steve Vladeck, profesor de derecho de la Universidad de Texas, "¿está realmente dentro del alcance de la ley que los abogados del gobierno defiendan a alguien acusado de mentir sobre una violación cuando aún no era presidente?"

La moción también protege a Trump de cualquier revelación vergonzosa en medio de su campaña de reelección. Un juez estatal emitió un fallo el mes pasado que potencialmente abrió la puerta a la destitución de Trump en el caso antes de las elecciones de noviembre, y los abogados de Carroll también le han solicitado que proporcione una muestra de ADN para determinar si su material genético está en un vestido que Carroll dijo que llevaba en el momento del encuentro.

El abogado de Carroll dijo, en un comunicado emitido el martes por la noche, que la decisión del Departamento de Justicia de intervenir en el caso fue un intento "impactante" de utilizar los recursos del gobierno de Estados Unidos en un asunto legal privado.

“El esfuerzo de Trump por ejercer el poder del gobierno de Estados Unidos para evadir la responsabilidad por su mala conducta privada no tiene precedentes”, dijo la abogada Roberta A. Kaplan, “y muestra aún más claramente lo lejos que está dispuesto a llegar para evitar que la verdad salga a la luz".

La propia Carroll acusó al presidente de poner al Fiscal General William P. Barr en su contra. “TRUMP HURLS BILL BARR AT ME” (Trump pone a Barr contra mí), escribió en Twitter.

Citando una ley llamada “Ley Federal de Reclamaciones por Agravios”, los abogados del departamento afirmaron el derecho a tomar el caso de Trump y trasladar el asunto de un tribunal estatal a otro federal.

La presentación del gobierno fue otro intento de Trump de detener el caso de difamación, dijo Kaplan, y señaló que había utilizado esta táctica varias veces en la demanda de Carroll y otros asuntos legales.

"La estrategia de Trump en este caso desde el primer día ha sido retrasar, retrasar y retrasar", dijo Kaplan, y agregó: "Nuestro trabajo es asegurarnos de que eso no suceda".