Estados Unidos

Afinan en EU pruebas de coronavirus

Un grupo científico de Nebraska comprobó que las pruebas de reacción en cadena permiten diagnosticar cinco muestras de igual número de personas

Reforma

Rolando Herrera
Reforma

domingo, 10 mayo 2020 | 07:25

Ciudad de México.- Las autoridades de Nebraska, Estados Unidos, han optimizado el uso de pruebas para Covid-19 al aplicar el mismo test a cinco personas, con lo que han amplificado el número de individuos que pueden ser diagnosticados y salvar el obstáculo de contar con un número limitado de estos implementos.

En abril pasado, un grupo científico del Laboratorio de Salud Pública de Nebraska comprobó que las pruebas de reacción en cadena de polimerasa (PCR) para detectar SARS-Cov-2 permiten, con una confiabilidad prácticamente del 100 por ciento, diagnosticar en un mismo procedimiento cinco muestras de igual número de personas.

De acuerdo con el artículo titulado "Assessment of Specimen Pooling to Conserve SARS CoV-2 Testing Resources", publicado el pasado 18 de abril en la American Journal of Clinical Pathology, esto permite determinar si entre esas cinco personas hay al menos una que es positiva.

Si el resultado de esa muestra agrupada resulta positiva, se aplica entonces la prueba a cada una de las muestras para determinar cuál o cuáles de ellas son positivas pero, si la muestra agrupada resulta negativa, ese grupo de cinco personas son descartadas.

El jueves, Jordan Ellenberg, profesor de matemáticas en la Universidad de Wisconsin, escribió un artículo en The New York Times en el que señaló que este método de pruebas agrupadas puede ser una buena solución para la segunda fase de la pandemia, que es la de terminar con el confinamiento y regresar, paulatinamente, a las actividades económicas y sociales.

"Una vez que hemos derrotado la primera oleada de infecciones de Covid-19, comienza la siguiente fase de la lucha contra la pandemia. Y eso requiere pruebas, muchas pruebas, muchas más pruebas de las que estamos haciendo ahora mismo en Estados Unidos, para que podamos aislar a los enfermos y evitar que la curva vuelva a crecer", escribió.

La aplicación de pruebas agrupadas, señaló Mauricio Rodríguez, catedrático de la Facultad de Medicina y Vocero de la Comisión de la UNAM para Covid-19, no es algo novedoso en el ámbito científico, aunque lo realizado por el equipo del Laboratorio de Salud Pública de Nebraska permite considerar este procedimiento para responder al desafío que implica la pandemia del nuevo coronavirus.

"Estamos en un momento de la epidemia en la que hay que implementar medidas creativas, medidas que optimicen y medidas que esté basadas en ciencia para poder contener, desde muchos frentes el problema", dijo.

Sin embargo, señaló, la efectividad de usar estas pruebas depende de diversos factores que tienen que ser plenamente identificados, como son el nivel de prevalencia de la enfermedad, es decir, qué porcentaje de la población está contagiada, y a quienes se incluye dentro del grupo.

La mayor efectividad, consideró, podría darse en población abierta, como se está haciendo en Nebraska, o en poblaciones en las que de antemano se conoce que tienen una baja prevalencia de la enfermedad.

Si hay un alto porcentaje de personas que pueden ser portadoras del SARS-Cov-2, explicó, las pruebas agrupadas en lugar de ayudar a optimizar los insumos podrían generar una mayor demanda.

"No es un método mejor a lo que se está haciendo (en México), eso quiero que quede bien claro, serviría si se diseña y se implementa adecuadamente, serviría para optimizar los recursos", enfatizó.

En México, el esquema que se ha seguido desde el inicio de la pandemia es que sólo se aplica la prueba a aquellas personas que presentan los síntomas asociados a la enfermedad, sobre todo a quienes tienen un cuadro grave, resultando positivos 3 de cada 10 diagnosticados.